Los SSDs actuales podrían manejar datos durante mil años

CloudEmpresas
SSD

Un test realizado por The Tech Report sobre la verdadera fiabilidad de los SSDs y cuantos datos pueden manejar hasta fallar por completo, muestra que en teoría podrían llegar a aguantar mil años.

No sabemos si se han hecho muchas pruebas como las que están realizando en The Tech Report con varios SSDs, pero lo que es seguro es que los resultados son sorprendentes. Hace más de un año, pusieron 6 SSDs de marcas distintas a grabar datos de forma continua para buscar cuantos podían manejar hasta fallar definitivamente.

Recordemos que una de las desventajas de los SSDs, junto con el mayor precio, es que tienen un número limitado de operaciones de escritura y una vida útil menor, pero las constantes mejoras tecnológicas, como el uso de memristores y SMART para gestionar la memoria, han conseguido minimizar ese problema.

Muestra de ello es este test, en el que todos los SSDs han superado con creces la vida útil marcada por el fabricante. Los SSDs que han participado en la prueba son un Corsair Neutron GTX de 240GB, un Intel 335 Series de 240GB, dos Kingston HyperX 3K de 240GB, un Samsung 840 Series de 250GB y un Samsung 840 Pro de 250GB.

El primero en caer fue uno de los Kingston HyperX tras 728TB, luego le llego el turno al Intel 335 con 750TB, el Samsung 840 murió en los 900TB, pero tuvo problemas desde los 600TB, y el último en caer ha sido el Corsair tras 1,2PB. Sorprendentemente, el Samsung Pro y el otro Kingston, exactamente igual que el primero, todavía funcionan y llevan ya sobrepasados los 2PB sin dar problemas.

Para hacernos una idea de lo que esto supone, un usuario medio podría manejar unos 2TB al año, por lo que 2PB darían para 1.000 años de uso. Naturalmente, en realidad el SSD y sus componentes físicos se estropearían antes, por lo que podríamos decir que un SSD actual aguantará perfectamente toda la cantidad de datos que queramos y no debemos tener miedo a “gastarlo”. Además, gracias a la prueba con dos SSDs Kingston idénticos, se constata que incluso dentro de un mismo modelo, su vida útil puede ser un factor muy relativo que depende de cada SSD concreto.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor