Los televisores siguen lastrando las cuentas de Philips

Empresas

Philips prevé que su negocio de televisores tenga unas pérdidas de entre 100 y 120 millones de euros en el primer trimestre.

Royal Philips Electronics ha dicho que los resultados de su primer trimestre no serán buenos y que las pérdidas obtenidas por su negocio de televisores en el primer trimestre se equiparan a las que la unidad tuvo durante todo el año pasado.

Se calcula que la pérdida será de entre 100 y 120 millones de euros en el primer trimestre. El año pasado la compañía perdió 130 millones de euros con sus televisores en todo el año. Entonces Philips atribuyó la pérdida a la presión de los precios y dijo que resolver esta situación era “una prioridad absoluta para la compañía”.

“Esto es peor de lo que pensábamos”, ha dicho Jos Versteeg, analista de Theodoor Gilissen Bankiers NV, en Amsterdam tras conocer la noticia.

Philips perdió el balance de su negocio de televisores el año pasado, aseguran en Bloomberg, por la fuerte competencia en China, donde Sony y Panasonic redujeron sus precios para combatir a los proveedores locales. Los inventarios aumentaron en el cuarto trimestre y Philips ya ha dicho que conseguir el equilibrio, el ‘break even’ con sus televisores este año es “improbable”. El primer paso de la compañía será el de reducir al máximo los inventarios de televisores.

Como consecuencia de este anuncio las acciones de Philips cayeron un 2,2% hasta los 22,08 euros, haciendo que la capitalización de mercado de la compañía sea de 21.770 millones de euros.

La presión de estos resultados está ahora en manos de Frans van Houten, que esta semana sustituirá a Gerard Kleisterlee, máximo responsable de Philips desde hace una década.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor