Los usuarios no conocen la marca ni el modelo de su móvil

Empresas

Un estudio de LogicaCMG asegura que esta falta de conocimiento limita la adopción de servicios de datos avanzados, tales como MMS o acceso a Internet móvil.

Un estudio de la firma de servicios de TI LogicaCMG muestra que los operadores móviles podrían estar perdiendo ingresos debido a que más de la mitad (58 por ciento) de los usuarios de teléfonos móviles no conoce ni la marca ni el modelo de su terminal. El estudio, basado en una encuesta realizada por Ipsos MORI, sugiere que esta falta de conocimiento podría estar planteando un problema para los operadores y fabricantes a la hora de fomentar la adopción de servicios de datos avanzados, tales como mensajes multimedia (MMS), videollamadas o acceso a Internet móvil. “Contar con registro de detalles precisos y en tiempo real sobre los terminales de sus clientes permitirá a los operadores comercializar servicios novedosos, compatibles con el modelo de móvil de cada usuario. De hecho, tener acceso a esta información será muy valioso para que los operadores puedan realizar venta cruzada de servicios de interés a través de diversos canales de marketing: SMS, correo electrónico o correo directo; y será especialmente crucial cuando se realice una petición al centro de atención al cliente”, asegura el informe.

La mitad de los usuarios (49 por ciento) sólo conoce la marca, y uno de cada 10 (9 por ciento) no conoce ni la marca ni el modelo; no obstante, los hombres y los usuarios más jóvenes (de 15 a 34 años) tienden a conocer mejor los detalles de su teléfono. Estos grupos también son más propensos a contratar nuevos servicios de datos avanzados (como MMS o Internet móvil) que las mujeres y el grupo de edad de mayores de 55 años.

De acuerdo con Paul Gleeson, director de operaciones del área de telecomunicaciones en LogicaCMG, “este estudio demuestra que muchas operadoras podrían estar tratando de vender servicios avanzados de datos basándose en la suposición incorrecta de que los usuarios a los que se dirigen tienen el conocimiento básico de sus propios teléfonos. A menudo, esto no es así; el lenguaje utilizado por el profesional del servicio de atención al cliente puede ser inapropiadamente técnico y, como resultado, podría incluso hacer que el usuario se sintiera más incómodo usando su teléfono”.

En opinión de Gleeson, “los operadores y fabricantes pueden agilizar el lanzamiento de nuevos servicios de datos móviles garantizando que controlan este tipo de información básica, en lugar de depender del conocimiento, muchas veces limitado, del consumidor”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor