Los videoclubes online que podrían desembarcar en España

Empresas
0 0

En Estados Unidos ya son legión.

Videoclubes online que ofrecen a sus clientes películas bajo demanda para ver en el momento que desee el espectador. El asalto de las empresas que gestionan estos servicios al continente europeo es inminente. En España además contamos con el factor añadido del elevado índice de piratería (además del tenis, el motociclismo y el fútbol teníamos que ser líderes mundiales en algo) y los problemas para aportar fórmulas legales que persigan la piratería y defiendan a los creadores sin hacer inasumibles para los distribuidores los derechos de autor.

Hoy te ofrecemos un repaso por las empresas que pueden desembarcar en España en un breve plazo con sus prometedoras ofertas de tarifa plana de cine. Olvídate de top manta y de descargas de películas grabadas con una cámara de vídeo en las que se cuenta con la aparición estelar de la tos del vecino. Se acabó el sonido “5.1” grabado (aparentemente) con dos vasicos de plástico unidos por un cordel. Y aún hay más.

Netflix y Hulu podrían considerarse el paraíso del cinéfilo.

Cuotas mensuales en torno a 5 € que permiten al abonado acceso ilimitado a un catálogo de unas 25.000 películas. ¿Hay quien dé más (legalmente)?

Quizá no más ni mejor, pero sí servicios similares a estos son los que tienen planeado ofrecer en España diversas empresas tomando como modelo el de estos videoclubes virtuales. Hasta el momento lo más cercano ha venido de la mano de Imagenio y OJO (a través de ONO), esta última con sus películas bajo demanda a precio unitario y con un 70% del catálogo (2.500 títulos) de visionado gratuito. Esta compañía tiene previsto lanzar este año los servicios de la conocida televisión a la carta TiVo.

Digital + también cuenta desde marzo con un servicio de cine bajo demanda que quiere ampliar más allá de sus abonados a través de Internet. Apple trajo a España iTunes en noviembre con precios por película que varían entre los 99 céntimos y los 5 € para estrenos en HD. Pero hay otros proyectos.

Uno de ellos parte de la cadena de salas de cine Yelmo con su servicio Youzee. La empresa esmañola Wuaki tiene un catálogo de 500 películas a las que se puede acceder por Internet desde el PC y en breve desde los televisores de marca LG, mientras ultiman su oferta de tarifa plana de cine. Similar es la oferta de Filmin Independiente, que como su propio nombre indica se centran en las producciones independientes. Permiten suscripciones desde 10 € al mes o alquiler de películas entre 2 y 3 €. Cuentan con un catálogo de 800 largometrajes y 400 cortometrajes.

Movistar permite a sus clientes de ADSL, mediante el uso de un reproductor multimedia HD específico, el acceso a un videoclub online con películas a precios entre 1,4 y 4 € y series a 0.99 por capítulo, similar a lo que ofrecen otras operadoras de telefonía móvil para sus abonados de telefonía fija como Vodafone y Orange. Samsung Movies aprovecha los terminales de esta marca para distribuir contenidos a televisores, ordenadores, tablets y móviles, algo similar a lo que planean Sony y Toshiba.

Por último Voddler, empresa sueca que actualmente opera en Escandinavia, tiene previsto ofrecer sus servicios en España con una curiosa fórmula. El 80% de los contenidos son gratuitos pero a cambio el espectador tiene que ver varios anuncios antes de comenzar la emisión. Su catálogo incluye 2.200 películas, 1.500 capítulos de series de televisión y 281 documentales.

Y mientras se espera que también lleguen a este lado del charco Netflix, Hulu más los videoclubes de YouTube, Facebook… ─Antonio Rentero [Expansión]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor