Los virus informáticos no sirven para atrapar terroristas

SeguridadVirus

Un experto asegura que Alemania está “matando moscas a cañonazos” al intentar atrapar terroristas usando virus informáticos.

El representante de G DATA en España, Helmut Reketak, aseguró hoy que la Cancillería alemana “está matando moscas a cañonazos” al intentar capturar terroristas utilizando virus informáticos.

Los “troyanos federales” (herramientas informáticas camufladas bajo la apariencia de aplicaciones “inofensivas” que son utilizadas para infectar y espiar a otros ordenadores) son además “muy sencillos” de detectar por parte de los presuntos terroristas, lo que les permitiría infiltrar datos “fraudulentos” al propio Gobierno que les espía, aseguró Reketak a Europa Press.

“Es un pensamiento políticamente simplista el intentar capturar terroristas mandando troyanos a cualquier sospechoso”, añadió. Por otra parte advirtió del “silencio del resto de fabricantes” de seguridad informática ante los “troyanos federales” que planea legislar la Cancillería alemana.

La empresa, que maneja el 25% del mercado alemán de antivirus, no permitirá la entrada de los “troyanos federales” en los ordenadores que posean sus programas “hasta donde la legalidad lo permita”, e incluso desde sus filiales afincadas en otros países se “hará todo lo posible por rechazarlos” aseveró el representante.

Los fabricantes de seguridad informática entienden la posición del Gobierno alemán a la hora de perseguir a presuntos terroristas o criminales, pero el envío de “troyanos” a ordenadores sospechosos por parte del Gobierno abriría la puerta a cualquier hacker que quiera entrar en el ordenador infectado.

Según G DATA, “ningún programa espía (‘spyware’) es bueno, todos tienen un factor negativo al entrometerse en la privacidad de los ciudadanos”.

En este sentido, existe un “vacío legal” en lo que a informaciones digitales se refiere, ya que los gobiernos pretenden obtener datos personales de los ciudadanos “sin que ellos se enteren”. Aunque la persona sea inocente, aseguró el representante, los datos obtenidos con el troyano los pueden almacenar “indefinidamente” y usar en contra del usuario posteriormente ya que no existe una legislación que lo regule.

“Van a irrumpir en la privacidad de una persona no porque haya cometido un crimen, sino por la posibilidad de que lo cometa”. “Las intenciones son buenas, pero no el método para llevarlas a cabo” recalcó Reketak.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor