Lucy Koh quiere la “paz global” en las guerras de patentes

EmpresasJusticiaRegulación
Apple Samsung

La juez encargada del caso Apple-Samsung quiere que las guerras tecnológicas acaben, empezando por la eterna batalla entre Cupertino y la firma surcoreana.

Tras estos meses que han pasado desde el veredicto del caso Apple-Samsung, que concluyó que era Samsung quien infringía patentes, Lucy Koh continúa estando harta de la batalla entre ambas compañías, que parece seguir sin tener fin. Ayer se celebró una nueva vista del caso y, en vez de decantarse por uno u otro de los partidos, Koh dijo que lo que deseaba era la “paz global” en las guerras tecnológicas.

Pero ni Apple ni Samsung parecen compartir su visión y ninguna firma se contenta con el resultado del juicio de este verano. Samsung sigue empeñada en pedir que se repita, asegurando que no fue válido porque uno de los miembros del jurado podría no haber sido imparcial. Apple quiere que la multa a Samsung sea todavía mayor y que se prohiba la venta de algunos de sus productos en Estados Unidos.

No obstante, lo que podría acabar por hacer Koh no responde a las peticiones de ninguna de las empresas. Según parece, la multa de 1.050 millones de dólares a Samsung podría reducirse, ya que Koh cree que algunos de los cálculos de daños que realizó el jurado no fueron exactos, haciendo que la multa final fuese más alta.

Sea cual sea la decisión que se tome tras esta última vista, todavía no será definitiva: quedará un plazo más de apelaciones y todo parece indicar, según recoge VentureBeat, que el caso podría acabar recalando en el Tribunal Supremo de Estados Unidos. La paz global que busca Lucy Koh parece todavía bastante lejana.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor