Lyft comienza por Canadá su expansión internacional

Empresas

Los residentes en Toronto podrán solicitar desde diciembre los servicios Lyft Plus, Premiere, Lux y Lux SUV, además del servicio estándar de Lyft.

La empresa de transporte privado Lyft ha anunciado hoy lunes que su largamente esperada expansión internacional comenzará en diciembre. Según TNW, el primer país fuera de Estados Unidos donde operará Lyft es Canadá, concretamente en la ciudad de Toronto.

El servicio de Lyft en Toronto funcionará exactamente igual que en EEUU. Los pasajeros abren la aplicación de Lyft, solicitan un viaje y un conductor los lleva a donde deseen ir. Los residentes en Toronto y su área metropolitana podrán solicitar los servicios Lyft Plus, Lyft Premiere, Lyft Lux, y Lyft Lux SUV, además del servicio estándar de Lyft.

En cuanto a los canadienses interesados en formar parte de la base de conductores del rival de Uber, ​​deberán inscribirse en el sitio de solicitud de conductores de la empresa. No está claro si existirán requisitos especiales para los conductores canadienses, pero en Estados Unidos deben tener 21 años y ser propietarios de un teléfono iOS o Android. Los conductores potenciales también deben aprobar el examen del Departamento de Vehículos a Motor y las verificaciones de antecedentes.

Los vehículos, por su parte, deben tener entre cinco y ocho asientos, y cuatro puertas. No se espera que la compañía lleve sus coches sin conductor, que van a introducirse en San Francisco y Nueva York, al otro lado de la frontera.

Toronto es un buen lugar para que Lyft inicie su expansión. Más de 50.000 residentes en la ciudad tienen la aplicación instalada en sus teléfonos, según el cofundador de la compañía, John Zimmer. Eso no es sorprendente, considerando su proximidad a varias de las principales ciudades de EEUU. Aun así, la entrada en el mercado no será fácil. Uber ha existido en Toronto durante cinco años y tiene un fuerte apoyo por su precio y elevada presencia.

Además, Lyft también puede esperarse una dura competencia por parte de la industria tradicional del taxi, que se opone abiertamente a la presencia de Uber en Toronto.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor