Lyft perdió 127 millones de dólares en el primer semestre

EmpresasStartups

Los inversores están preocupados por el “historial de pérdidas” de Lyft y no prevén que la startup -que prepara una nueva ronda- sea rentable a corto plazo.

La empresa de ridesharing Lyft continúa con la marcha tambaleante de sus finanzas. Una información de Bloomberg señala que Lyft, uno de los grandes rivales de Uber, registró unas pérdidas netas de 127 millones de dólares en el primer semestre del año, con unos ingresos inferiores a 47 millones de dólares.

Llaman la atención las malas cifras de Lyft cuando la startup ha recibido fuertes inversiones este mismo año. En marzo, cerró una ronda de 530 millones de dólares liderada por Rakuten; en mayo obtuvo 150 millones procedentes de Carl Icahn, y en septiembre fue la china Didi Kuaidi la que invirtió 100 millones de dólares.

De hecho, Lyft parece inmersa en una carrera por obtener la máxima financiación posible. El New York Times ha informado de que la compañía californiana busca recaudar 500 millones de dólares en una megarronda que valoraría Lyft en 4.000 millones.

En base a estas informaciones, se diría que Lyft está convirtiéndose en una máquina de perder dinero, al tiempo que trata de convencer a los inversores para que le suministren más fondos. Eso no quiere decir que la startup esté condenada al fracaso, pero sí que el enfoque de Lyft hacia el uso compartido del coche puede estar costando a la empresa demasiado efectivo.

Precisamente, Bloomberg obtuvo una presentación financiera de Credit Suisse que muestra cómo Lyft consiguió decenas de millones de dólares a principios de 2015 y desde entonces no ha llegado muy lejos en sus propias metas financieras. “La compañía tiene un historial de pérdidas y no se prevé que sea rentable en un futuro previsible”, se lee en el informe.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor