Madrid abre 51 nuevos centros de acceso público a Internet

Cloud

La red de CAPI de la Comunidad de Madrid tiene como objeto fomentar la creación de instrumentos para el desarrollo de la Sociedad de la Información.

Las inversiones del Gobierno regional, la última de más de 3 millones de euros para poner en marcha 51 nuevos Centros de Acceso Público a Internet (CAPI), han conseguido poner coto a la “brecha digital” en la Comunidad de Madrid. Estos centros gratuitos, que se ubican ya en los 179 municipios de la región, ascienden hasta los 288 centros.

Según ha informado el Gobierno regional, la red de CAPI de la Comunidad de Madrid cuenta ya con más de 170.000 usuarios registrados, y constituye un objetivo prioritario para Madrid que permite fomentar la creación de instrumentos para el desarrollo de la Sociedad de la Información en la región, facilitar el acceso y los diferentes usos de las Nuevas Tecnologías a todos los ciudadanos y promover la igualdad de oportunidades.

Los Centros de Acceso Público a Internet son unidades de actividad gestionadas por entes locales, sus agrupaciones o entidades vinculadas a los mismos, o por asociaciones sin ánimo de lucro.

El Consejero de Economía e Innovación Tecnológica, Fernando Merry del Val, ha destacado la importancia de esta iniciativa “en primer lugar por ser una medida cuyos resultados pueden disfrutar todos los ciudadanos de la Comunidad de Madrid, y en segundo lugar porque significa la oportunidad de aprovechar los beneficios de la Sociedad de la Información”.

No obstante, el grupo socialista en la Comunidad de Madrid ha solicitado al Gobierno regional “abandonar su política de pandereta” e “impulsar seriamente las Nuevas Tecnologías de la región”, en respuesta a esta inversión realizada por la Administración.

El secretario de Empleo e Innovación Tecnológica del PSOE de Madrid, José Cepeda, ha explicado que el modelo de su partido es “el de las posibilidades reales de acceso universal, por lo tanto hay que desarrollar políticas activas para que todos los ciudadanos, sin excepción alguna, tengan posibilidades reales de acceder a la adquisición y uso de un dispositivo hardware”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor