Magic Leap se hizo con una startup fundada por antiguos empleados de Apple

Adquisiciones y FusionesEmpresasStartups

Se desconoce la cantidad que la empresa de realidad mixta podría haber desembolsado por FuzzyCube Software.

Magic Leap, la misteriosa startup que ha recibido miles de millones de dólares de financiación de inversores como Google y Qualcomm,  aún no ha lanzado ningún producto de manera oficial, pero la empresa ya ha realizado su primera compra de otra startup al completo.

Según informa Business Insider, la firma se ha hizo en la primavera del año pasado con FuzzyCube Software, un estudio de juegos con sede en Dallas (Texas) que fue fundada por dos antiguos empleados de Apple, entre los que se encuentra Jeff Ruediger. A Ruediger se le conoce por haber creado varios mobile games casuales para el iPhone y el iPad y haber trabajado en otros proyectos de la industria de los videojuegos como Halo Wars o Age of Empires 3.

La decena de trabajadores de FuzzyCube se habría unido al departamento de contenidos de Magic Leap, que ya contaba con cientos de animadores, artistas y desarrolladores. Ruediger, por su parte, sería Managing Director. En principio siguen trabajando desde Dallas.

La cuantía de la compra se desconoce y no ha sido revelada (normal teniendo en cuenta que la compra también ha sido bastante secreta). Lo que sí se sabe es que en este momento a Magic Leap, que podría lanzar unas gafas a finales de año a un precio entre 1.000 y 2.000 dólares, le interesaba mucho reforzar su área de contenidos mientras perfeccionaba su primer hardware.

Al margen de esta operación, Magic Leap también está interesada en adquirir Moonbot Studios, una compañía de animación que puede presumir de haber ganado un Oscar y dos Emmy por un corto y un anuncio, respectivamente. Las conversaciones llevan dándose desde hace unos meses y la compra casi se produce a finales de 2016. Sin embargo, el acuerdo se habría truncado por problemas con la propiedad intelectual de Moonbot.

Magic Leap cerró su última ronda de financiación en febrero del año pasado. La startup obtuvo 793 millones de dólares gracias a Alibaba y después de la inyección de capital su valoración se calcularía en torno a los 4.500 millones de dólares. La compañía, que mezcla realidad virtual y aumentada, dio el salto a Europa en febrero al hacerse con la división 3D de la suiza Dacuda.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor