Manhunt

Workspace

Manhunt, o cómo perdonar la vida a un condenado a muerte para que se
convierta en el protagonista de un espectáculo brutal y sangriento.

Quizá alguien se acuerde de Perseguido, el gran libro de Stephen King en

la que un hombre básicamente vendía su vida para que la gente disfrutase

del espectáculo de verlo cazado. En Manhunt, la nueva

producción de la gente de Rockstar Games, se utiliza un hilo similar,

solo que en vez de tomar a un pobre hombre, rescatan de las garras de la

muerte a un asesino para darle más interés al espectáculo.

A nivel Técnico, Manhunt está muy logrado. Se ha hecho un gran

esfuerzo en conseguir una atmósfera oscura, sucia e inquietante. Las

localizaciones por las que nos movemos son las que normalmente veríamos

en una ciudad abandonada, o que ha sido dañada por el tiempo y la

violencia en sus calles. Cristales rotos, muros dañados, todo da un

aspecto de abandono y de que en cualquier momento, de cualquier sombra,

va a surgir un enloquecido enemigo con intención de hacerse un bolso

fashion con nuestro pellejo. Los enemigos tienen un aspecto en ocasiones

incluso grotesco, y en todo momento se hace uso de recursos para dar a

todo el aspecto mas oscuro y brutal posible. Rockstar ha aplicado con

sabiduría esa misma filosofía al sonido y a la música del juego. Esta

última resulta en ocasiones espeluznante, y recomendamos (al igual que

se hace en el propio juego) disfrutarla con el volumen alto y la luz

apagada.

Actuar con sigilo e implacablemente es la clave

El juego, a grandes rasgos, consiste en avanzar por los decorados de la forma

más sigilosa posible, consiguiendo todo tipo de armas (normalmente

blancas, y al principio frecuentemente de baja calidad como cristales

rotos, bolsas de plástico y palos de madera). El sistema de combate no

es especialmente complejo, y de hecho, lo deseable es utilizarlo en la

menor medida posible. La gracia del juego consiste en eliminar a los

enemigos a traición, acción que es recompensada con pequeñas cinemáticas

del asesinato, que serán de un nivel de violencia que dependerá del

tiempo que nos hayamos tomado para emboscar a nuestra víctima. El juego

resulta bastante entretenido, aunque hay que cogerle cierto gusto, ya

que en ocasiones puede resultar un poco repetitivo (otros enormes éxitos

de la industria de los videojuegos también han cojeado de esa pata).

Como se puede ver de lo escrito más arriba, Manhunt es un juego

pensado para audiencias maduras. No es el típico juego de tiroteos, aquí

la violencia es totalmente explícita y cruda, y esta es quizá la baza

que ha querido jugar Rockstar, creando un producto que por su forma (mas

que por su fondo, que no termina por ser más que otro juego de usar el

sigilo y la estrategia para avanzar) llame la atención e incluso cree

polémica. Quizá no sea el mejor juego del año, pero sí es interesante y

con un muy buen nivel de adicción.

Julio Canto

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor