Máquinas expendedoras con VeinID, o cómo pagar con el dedo

Empresas

Estás en el centro comercial y te apetece un refresco. Seguro que hay bastantes máquinas expendedoras, pero ¿y si te has quedado sin monedas? La solución puede ser pedir cambio, pero cuando está lleno de gente no resulta tan rápido. Pues los japoneses una vez más tienen la solución: han aplicado la tecnología VeinID (un lector biométrico) a una máquina expendedora, de forma que metes el dedo y ¡clanc! refresco al canto. El vídeo y los detalles tras dar un salto.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=d00CIF2Dhlw[/youtube]

El sistema VeinID lleva un tiempo implementado: consiste en una luz que incide sobre las venas de nuestro dedo, y según la luz que refleje, nos identifica. ¿Cómo se asegura de una identificación única? La luz reflejada revela la estructura de las venas de nuestros dedos, que nadie tiene igual. Ni siquiera gemelos idénticos.

La máquina asocia nuestro dedo con un número de cuenta. A partir de ahí, es exactamente igual que una tarjeta de crédito. También se puede asociar un número de teléfono, un correo electrónico… lo que queramos. ¿Os imagináis pagando “a dedo”? Podrían implementarlo en muchos lugares para pagar sin tarjeta ni nada. Pero seguro que a alguien se le ocurre ponerlo en la superficie más inesperada, la tocamos, y ¡ale! fuera cuartos. Ya me veo los atracos del futuro: “Pon el dedo aquí o te rajo”. — Javier G. Pereda [Japan Trends]

Autor: Javiergp
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor