María Ferreras (YouTube): “El ser humano es audiovisual y social por naturaleza”

Empresas

Cada mes YouTube atrae a 1.000 millones de usuarios únicos. El 80% del tráfico de la plataforma viene de fuera de EE.UU.

YouTube mató a la estrella de la tele. La plataforma audiovisual de Google, que ha cumplido 11 años hace unas semanas, vive una segunda juventud gracias a sus mayores aliados, los youtubers, y toda su legión de seguidores millennials. Lejos quedaron ya esos tiempos en los que el servicio buscaba cómo conseguir dinero y hacer frente a los altos costes de hosting que implicaba la subida de vídeos constantes.

La compañía ha ido apuntándose tantos con los pasos que ha ido dando, pero quizás, su mayor acierto, ha sido compensar económicamente a los creadores de contenidos audiovisuales por sus vídeos y los miles y millones de visualizaciones obtenidos. Este cambio en su filosofía permitió el nacimiento de una nueva profesión, un nuevo oficio que se puede practicar solo con una webcam y algunos conocimientos de edición.

“Antes los creadores debían convencer a las redes y a los distribuidores para llegar al usuario final. Hoy los primeros y la audiencia se pueden conectar sin intermediarios”, ha explicado María Ferreras, directora de Alianzas Estratégicas de YouTube, durante una ponencia en Futurizz. Es evidente que el vídeo se ha expandido mucho más allá de la televisión, algo que ha transformado completamente la distribución. Nos encontramos en un momento en el que “las mentes creadoras pueden tener acceso a pequeños nichos. Cualquier fontanero puede dirigirse a público al que le interese lo que hace”, cuenta. Ya no hay barreras, ni geográficas ni sectoriales. Un culebrón turco puede triunfar en Latinoamérica. Un corto español puede ser viral en China.

Han proliferado otras plataformas para vídeos cortos, como Vine o Instagram, pero YouTube sigue siendo el rey para visualizar clips más largos, charlas, conferencias, conciertos y hasta películas. Y todo eso, desde el bolsillo. El 50% de los vídeos de YouTube se disfruta ya desde un dispositivo móvil. Ferreras cree que el segundo cambio que se ha producido en la cadena de valor del audovisual lo han impulsado los propios usuarios. “Es impensable decirles cuándo o cómo ver algo. Consumen contenidos cuando quieren y cómo les apetece”.

maria-ferreras-youtube

Creadores, espectadores o las dos cosas a la vez

Hay 1.000 millones de usuarios únicos en YouTube al mes y cada día se visualizan 100 millones de vídeos. Pero los espectadores han dejado de ser pasivos. Gracias al portal de Google son también creadores. Ferreras pone algunos ejemplos de esta proactividad, como las Primaveras árabes y el periodismo ciudadano o los tutoriales en vídeo o How to de todo tipo de campos. “El ser humano es audiovisual y social por naturaleza”, señala la directiva. Las marcas deben realizar un ‘user marketing’, intentar llevar sus contenidos y sus valores a los usuarios que quieran.

En este sentido, Ferreras cita la apertura llevada a cabo por Disney con Frozen. Hasta entonces la firma había sido muy celosa de sus contenidos y no dejaba publicarlos ni compartirlos. “Con esta película Disney se abrió a lo social. Dejó que la gente usara sus canciones e hiciera versiones. Han permitido que el contenido crezca y se expanda por encima de la creación original”.

Se produce más contenido audiovisual que nunca. Cada minuto se suben a YouTube 400 horas de vídeo. La directora de Alianzas Estratégicas de YouTube presume de que en los solo 2 años, han “conseguido que el proceso de producción sea más espontáneo” y existe más diversidad en creadores y contenidos. La televisión y YouTube se tocan y se complementan, con la segunda recibiendo a estrellas de la primera y la hibridación entre ambas. En este momento se está experimentando con nuevos formatos que mezclan lo mejor de ambas ‘familias’. Como ejemplo está la serie Scare Pewdiepie, en la que los productores de The Walking Dead intentan acongojar al asustadizo youtuber.

Todos estos cambios hacen que el consumo también se modifique. En este sentido, YouTube ofrece píldoras como YouTube Kids, YouTube Gaming o YouTube Music y experiencias premium como YouTube Red, que elimina los anuncios, permite ver vídeos offline y da la posibilidad de disfrutar de cualquier clip de fondo aunque se abandone la plataforma.

Para Ferreras, la tecnología sería el elemento que vertebra todo esto, constituyendo “un facilitador de que las cosas sucedan”. En este sentido la responsable ha destacado el último añadido que se ha incluido en el portal audiovisual: los vídeos de 360 grados en directo.

Fotos: Silvia Fanega

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor