Mark Zuckerberg cambia su dress code en China

CiberpoderRegulación

El mandamás de Facebook ha vestido de traje para negociar con las autoridades del país asiático.

Su camiseta y su sudadera gris combinados con vaqueros son sus uniformes de trabajo. Mark Zuckerberg siempre ha presumido de poder lleva lo que le da la gana y no necesitar ponerse de punta en blanco para codearse con inversores, banqueros u hombres de negocios. No solo se debe al estilo más casual que reina en Silicon Valley. De esa guisa iba incluso cuando Facebook salió a bolsa en Wall Street. Él puede permitírselo. Dirige una red social que tiene más 1.600 millones de usuarios en todo el mundo, una audiencia que cualquiera querría poseer.

En noviembre de 2014, tras una sesión abierta de preguntas y respuestas, Mark se sinceraba y contaba que su repetitivo atuendo respondía a no querer perder tiempo escogiendo la ropa que ponerse cada día.

“En realidad quiero aclarar mi vida para hacerla sencilla y así tener que tomar la menor cantidad de decisiones posibles sobre cualquier cosa excepto la forma de servir mejor a Facebook. Me encuentro en una posición privilegiada, dónde me levanto cada día para servir a una comunidad de mil millones de personas. Siento que no estoy haciendo mi trabajo si gasto energía en cosas tontas y frívolas sobre mi vida”, comentaba.

Tras volver de su baja de paternidad hace unos meses, Zuckerberg volvía a presumir de lo poco variado que era su armario.

armario-zuckerberg

Haciendo negocios a la manera china

Sin embargo, durante el viaje de estos días a China, se ha visto al emprendedor con un look poco habitual en él. El CEO de Facebook ha aparecido en sus encuentros con el Gobierno y en el China Development Forum con un sobrio traje gris oscuro y camisa blanca, un dress code mucho más serio. ¿Por qué este cambio? Mashable da justo en la clave. La red social está bloqueada en el país asiático y por la cuenta que le trae a Mark (se trata de un mercado con 720 millones de usuarios potenciales), con licencias como éstas intenta ganarse el favor de las autoridades para hacer negocios en este populoso territorio. Lleva tiempo intentando hacerlo.

En contraste de esta sobriedad, también se ha podido ver al emprendedor haciendo footing frente a la Ciudad Prohibida o tirándose en tobogán en una atracción en la Gran Muralla.

No es solo la vestimenta. Zucks comenzó a aprender chino hace un par de años, probablemente como una manera de mejorar sus relaciones con el país. Y es que para los chinos es muy importante hacer negocios a la manera china y que los interlocutores parloteen algo de mandarín.

El cofundador de la red social ya tuvo esa deferencia. En una anterior visita en 2014 en la que el directivo dio una charla a estudiantes en una universidad de Beijing hablando un poco del idioma, reconoció que le interesaba el chino porque China era un país poderoso y le gustaban los retos.

Los otros trajes de Mark

Esta no es la primera vez que vemos al creador de Facebook luciendo traje. Zucks lo ha llevado en otras ocasiones, aunque se pueden contar con los dedos de las manos. En septiembre del año pasado se lo enfundó (acompañado de una corbata negra) para asistir junto a su mujer a una cena de estado en la Casa Blanca en honor del presidente chino Xi Jinping. En el mismo mes también se le vio llevándolo en una reunión con el primer ministro de India, Narendra Modi.

Recientemente (a finales de febrero) también lo lució para acudir en Berlín a la ceremonia de la entrega de premios del grupo mediático Axel Springer.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor