Mark Zuckerberg se subirá al estrado por un presunto robo de tecnología de Oculus

LegalRegulación

La empresa ZeniMax pide 2.000 millones de dólares en daños a Facebook alegando que la startup de realidad virtual se basa en tecnología robada.

Tras más de dos años de demanda, Mark Zuckerberg tendrá que subirse finalmente al estrado. los abogados del fundador de Facebook no han conseguido que evite declarar en el juicio de ZeniMax contra la red social. ZeniMax pide a Facebook 2.000 millones de dólares, la misma cantidad que ellos pagaron en 2014 por Oculus.

Los demandantes alegan que los directivos de la startup de realidad virtual tuvieron acceso a información confidencial mediante la contratación del actual CTO de la empresa, John Carmack. Carmack había trabajado antes en Software, una compañía subsidiaria de ZeniMax, junto con otros empleados a los que también se acusa de filtrar datos. Facebook y Oculus son responsables de apropiación indebida, según explican desde Zenimax a ArsTechnica, aduciendo que presentarán evidencias que prueben el robo de secretos comerciales e información altamente confidencial, entre la que habría código informático. Unas pruebas que los acusados habrían intentado destruir para cubrir sus malas prácticas.

El principal acusado, John Carmack, tachaba la denuncia de “ridícula y absurda” en su declaración ante el juez, explicando que nunca había usado código de ZeniMax en Oculus e insistiendo, incluso, en que no habría funcionado en los dispositivos de la startup.

En el otro extremo está Facebook. Los representantes de la red social alegan que ZeniMax sólo les demanda porque dejaron pasar la oportunidad de invertir en Oculus antes de que lo hiciesen ellos. Los abogados de la compañía han intentado que su fundador y CEO no tuviese que declarar alegando que Zuckerberg no debería responder a preguntas sobre la adquisión de Oculus, pero finalmente el juez ha desestimado la petición, explican en BusinessInsider.

El proceso obliga a Zuckerberg a desplazarse a Dallas, la ciudad donde se está celebrando el juicio público, lo que él ha aprovechado para iniciar su reto de 2017 de visitar Estados Unidos. En una entrada en su perfil de Facebook, Zuckerberg ha explicado sucintamente que está en Dallas “por trabajo”, sin añadir ninguna información sobre el proceso.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor