Mark Zuckerberg no quiere ser presidente de EE.UU en 2020

CiberpoderRegulación

El fundador de Facebook desmiente su interés por labrarse una carrera política en los próximos cuatro años.

Sería divertido que en las próximas elecciones  presidenciales de EE.UU pudiéramos ver un enfrentamiento entre Donald Trump y Mark Zuckerberg, pero parece que nunca llegará a ocurrir. El fundador y CEO de Facebook ha desmentido que tenga planes para postularse a la presidencia del país en 2020.

“Estoy concentrado en construir nuestra comunidad en Facebook y en trabajar en la Chan Zuckerberg Initiative”, ha señalado el emprendedor a BuzzFeed News.   

De esta manera Zuckerberg ha acallado las especulaciones que se habían difundido en las últimas semanas. El rumor había ganado fuerza después de que el gurú tecnológico revelara a principios de año que su principal propósito para este 2017 (siempre se pone un reto en Año Nuevo) era visitar los 30 estados de EE.UU en los que aún no había pisado. Muchos pensaban que tras estas intenciones viajeras se escondía el inicio de una campaña política.

Además, también ha levantado sospechas el hecho de que Zuckerberg contratara a un ex fotógrafo de la Casa Blanca para tomar sus fotos de Facebook, fichara a un ex responsable de campaña presidencial  para sus asuntos filantrópicos (hablamos de David Plouffe, que es el nuevo presidente de política y defensa de CZI) o que en el acuerdo de reestructuración de acciones de la empresa de Menlo Park se incluyera una cláusula sobre un posible puesto en la Administración Pública.

Pese a su negativa, Zucks sí que ha hecho sus pinitos en el ámbito de la política creando su propio lobby. En 2013 fundó junto a responsable sde Google, Linkedin, Yahoo!, Dropbox e inversores de capital riesgo Fwd.us, un grupo de presión para mediar con Washington en materias de educación y reforma de la inmigración. El grupo quería llevar a cabo una reforma migratoria integral para atraer talentos, sin importar donde nacieran y hacer un mayor enfoque en el modelo STEM dentro de la educación. Lo primero se opondría diametralmente a las políticas que ha planteado Trump durante su polémica campaña. Pese a los importantes personajes tras el lobby, no ha tenido demasiado éxito en sus postulados.

En cualquier caso Mark Zuckerberg no sería la primera figura de Silicon Valley que se asocia a la política. El antiguo fundador de McAfee, John McAfee, presentó el año pasado su candidatura para gobernar la nación con un partido propio, Ciberparty,

Por otro lado, Peter Thiel, uno de los inversores más famosos y miembro del consejo de dirección de Facebook, ha dado su apoyo a Trump e incluso ha formado parte de su equipo de transición para la presidencia, mostrando su disposición al nuevo presidente de EE.UU a tiempo parcial.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor