¿Me envuelve el transbordador, que es para regalo?

EmpresasInnovación

Los hemos visto despegar, aterrizar, operar en órbita, acoplarse a la ISS, ser transportados sobre un avión, un barco o un remolque… pero nos faltaba ver un transbordador espacial en una situación totalmente infrecuente: empaquetado. Este es el aspecto que presentaba el Atlantis al llegar al Centro Espacial Kennedy.

El trayecto desde Atlanta, lugar habitual de regreso a casa de los transbordadores espaciales, a Cabo Kenney, donde desde ahora quedará expuesto en el el Museo del Espacio, es largo y además hay que ir despacio con una carga tan especial.

Para proteger al Atlantis de los posibles desperfectos que pueda sufrir en su traslado nada mejor que embalarlo de forma que ni una mota de polvo pueda colarse dentro y afectar a lo que ya forma parte de la Historia de la Exploración Espacial.

Ahora imagina que trabajas en el Centro Espacial Kennedy y que te llega semejante paquete para quitarle el envoltorio… menudo regalo navideño. ─[Spaceflightnow]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor