Medidas preocupantes

Workspace

La noticia de que Microsoft sólo distribuirá actualizaciones de Explorer a través de XP inquieta a un buen número de usuarios.

Estamos ante una de las noticias que más polémica va a traer en los próximos meses. Si verdaderamente Microsoft lleva a cabo su idea de actualizar el navegador sólo a través de su último sistema operativo, los problemas de los usuarios con la marca van a proliferar.

Hemos de considerar que las vulnerabilidades de Explorer han sido la puerta de entrada de infinitud de código malicioso. Sin ir más lejos hace un mes aparecía una puerta de seguridad abierta respecto a arrastrar y soltar, otra que facilitaba los ataques de phishing e incluso se publicó una actualización resolviendo muchas vulnerabilidades anteriores.

Ello nos demuestra lo estratégico que es el producto para la compañía, ya que gran parte de la integridad de las máquinas conectadas a Internet depende directamente de la constante actualización del software de Microsoft. Pero, ¿qué sucederá con todos aquellos que no quieran utilizar XP?

La amplia variedad de navegadores existentes parece la respuesta y la mejor alternativa. La mayoría de los navegadores del mercado son gratuitos y tienen rendimientos más que aceptables (mayores en ocasiones), por lo que el cambio de sistema de navegación parece naturalmente lo más probable. Microsoft puede despertar odios y pasiones, pero no parece inclinada a querer perder clientes. Sin embargo, la huída hacia delante en la que se encuentra sumido el mercado del software puede fagocitar a una clientela cada vez más exhausta.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor