Medieval II: Total War

Workspace

Creative Assembly lleva la luz y el color a la Edad Oscura.

Continuando con la franquicia de estrategia Total War, Medieval II abarca un cuarto de siglo de la era más turbulenta y sangrienta de la historia occidental, la época de los caballeros, las Cruzadas, la proliferación de la pólvora, el incremento de los ejércitos profesionales, el Renacimiento y el descubrimiento de América.

Lo primero que destaca de Medieval II: Total War es la mayor atención prestada a los detalles gráficos, haciendo que el juego no sólo sea más entretenido, sino mucho más real en los combates en vivo. También se ha mejorado la Inteligencia Artificial, más profunda en la estrategia basada en turnos. También nos permite hacer un viaje al nuevo mundo para tomar el control de la civilización azteca.

Las mejoras gráficas respecto al primer Medieval: Total War hacen que el juego sea más inmersivo, más excitante y la experiencia más entretenida. Realmente, el motor se ha convertido en una parte muy importante del código; es capaz de representar unidades mucho más detalladas en la pantalla con texturas mas detalladas, incluidas armaduras relucientes.

Uno de los cambios que seguro que resultarán muy atractivos para muchos admiradores de Total War es la posibilidad de moverse lejos de los clones de los ejércitos de Shogun, Medieval y Roma. No es algo realmente nuevo, pues ya se ha podido ver en los juegos de Relic, pero no importa. Ver soldados que llevan diferentes tipos de armaduras, portan armas ligeramente diferentes y cuentan con diferentes caras muestra un ejército mucho más realista. Seguro que sigue habiendo muchos clones en el ejército, pero estas pequeñas variaciones crean la ilusión de que existen soldados individuales.

Junto con los nuevos modelos y texturas, Medieval II ofrece nuevas animaciones para cada una de las unidades. Las luchas parecen ahora más como las de luchadores entrenados que de modelos 3D

Dejando claro, por tanto, las mejoras gráficas, pasemos a la IA, mucho más inteligente que en entregas anteriores. Los jugadores podrán disfrutar de ataques furtivos por los flancos, un mejor uso del terreno y la puesta en marcha, más ingeniosa, de algunas nuevas habilidades de las unidades. Además, ya no será tan fácil derrotar a la IA; que nadie se espere que los ejércitos abandonen las armas al primer grito sanguinario de una batalla.

En Medieval II: Total War resurge de forma notable uno de los temas de juego del primer Medieval: la religión. La Europa Medieval y los países orientales se tomaban muy en serio el tema. El Papa, las Cruzadas y las persecuciones religiosas ayudaron a crear una era. Las Cruzadas, en particular, juegan un gran papel en el juego.

En definitiva, señalar que el espíritu de Total War sigue intacto en Medieval II: Total War, al tiempo que se ofrecen más opciones que seguro que son del gusto e los seguidores de la saga.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor