Melinda Gates quiere empoderar a las mujeres en la industria tecnológica

Empresas

La cofundadora de la Bill & Melinda Gates Foundation y ex directiva de Microsoff va a dedicar recursos a hacer frente a la desigualdad de género en la industria TIC.

Desde hace más de 15 años Melinda Gates ha estado apoyando la lucha mundial contra enfermedades como la malaria, la tuberculosis y el SIDA, a través de la organización que fundó con su marido, Bill & Melinda Gates Foundation. Ahora, la filántropa está preparando una nueva iniciativa propia (fuera de la fundación) que tiene por objetivo empoderar a las mujeres y reducir la brecha de género existente en el mundo STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas). Gates pretende que más mujeres entren a trabajar en el sector TIC y se queden allí.

La idea le surgió trabajando para países en desarrollo, trabajando directamente con niñas y mujeres, que están siendo vitales para transformar esas sociedades, según cuenta en una entrevista concecida a Backchannel. En un viaje de vuelta a EE.UU empezó a pensar que aunque su país ha recorrido un largo camino en este sentido, no se ha avanzado tanto. En el Congreso estadounidense solo hay un 20% de representación femenina, mientras en algunos países de África asciende al 47%.

“Para mí la industria de la tecnología es uno de los mejores lugares para trabajar en este momento. So yo volviera a trabajar de nuevo, lo harían en ciencias biológicas, tecnología o la combinación de ambas. Cada empresa necesita tecnología y aún cada vez se gradúan menos mujeres tecnólogas. Eso no es bueno para la sociedad. Tenemos que cambiarlo”, propone.

La empresaria sabe de buena tinta lo que es moverse en un mundo de hombres que aún sigue siendo machista. Melinda cursó un grado  de ciencias de la computación y económicas en la Universidad de Duke y un MBA. Además, estuvo trabajando en Redmond durante años, desempeñando cargos de responsable de producto en Microsoft Bob, la enciclopedia Encarta y Expedia. Su último puesto en Microsoft fue el de manager general de Información de Productos.

Gates lamenta el hecho de que haya menos licenciadas en Informática que las que había en los ochenta (la cifra habría bajado del 37% a un 18% en total) y resalta la importancia de que las mujeres estén presentes en los laboratorios de desarrollo de los gigantes tecnológicos para que puedan dirigir las necesidades de la mitad de la población. La filántropa cita como ejemplo de esta poca presencia femenina, el caso de Apple Health, que no cuenta con ninguna función para poder realizar un seguimiento de la menstruación. Para ella, se trata de un “error flagrante”.

“Cuando en los laboratorios nos fijamos en quién está trabajando en Inteligencia Artificial, vemos a una mujer y otra allí. No siquiera encuentras a tres o cuatro trabajando allí”, apunta.

Gates está convencida de que para empoderar a las mujeres en el mundo TIC hace falta unión, la fuerza del colectivo, porque una sola persona sola es difícil que rompa el sistema establecido. También cree que hay que empezar por la base, haciendo que las niñas se interesen por las nuevas tecnologías desde primaria. Solo facilitando la llegada de las profesionales a puestos de responsabilidad en la industria se conseguirá tener ‘role models’ paras las futuras generaciones.

Por el momento, el proyecto de Melinda se encuentra en la fase de investigación y su puesta en marcha podría tardar dos años en materializarse. La esposa de Bill Gates continuará involucrada con la fundación que comparte con el cofundador de Microsoft en paralelo al desarrollo de su iniciativa.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor