Mercedes se alía con Bosch para acelerar el desarrollo de coches autónomos

Innovación

Ambas esperan poner coches sin conductor en las carreteras a principios de la próxima década.

Uno de los mayores fabricantes de coches y uno de los mayores proveedores de componentes y tecnología para la automoción caminarán juntos en los próximos años. Daimler y Bosch han firmado un acuerdo  que tiene como objetivo principal “poner coches autónomos en las carreteras a comienzos de la próxima década”.

Los dos gigantes planean desarrollar vehículos sin conductor de manera conjunta para ofrecer coches de SAE nivel 4 y nivel 5 en un lustro. La colaboración entre las dos compañías se centrará en el software y en los algoritmos necesarios para convertir los sistemas de conducción de los coches autónomos en seguros y predecibles.

“El proyecto tomará el expertise en vehículos de Daimler y lo combinará con el expertise en sistemas y hardware de Bosch”, explican en un comunicado.

Las dos empresas vislumbran un futuro en el que estos coches podrán operar de manera autónoma en determinadas áreas de una ciudad. Los usuarios podrán llamar a estos automóviles a través de una aplicación móvil y ser transportados a un punto concreto. Con este tipo de soluciones aquellos que no pueden conducir o no cuentan con un carnet podrían tener una opción más para desplazarse.

Al margen de su interés común en los coches autónomos, el tándem alemán también pretende hacer más sostenibles las ciudades y mejorar el tránsito urbano. Ambas compañías quieren usar sistemas inteligentes para ayudar a gestionar el tráfico y mejorar la seguridad vial.

Durante el pasado MWC de Barcelona Bosch mostraba un concepto en el que los coches conectados estarían enlazados de alguna manera también con los hogares conectados. La empresa exhibió un ‘concept car’ capaz de ajustar automáticamente las preferencias del conductor (retrovisores, asiento, música) tras reconocerlo una vez este accede al vehículo. 

Esta no es la primera alianza que vemos en el sector. En el pasado ya hemos conocido otros pactos entre fabricante de automóviles, proveedores y compañías tecnológicas. La propia Daimler firmó a principios de este año un acuerdo con Uber para desarrollar coches autónomos. Otras ‘ententes cordiales’ han sido las de Fiat Chrysler y Google o la de Volvo y Uber.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor