Microsoft afirma que cumplirá las sanciones de la Comisión Europea

Regulación

La firma cumplirá la sanción emitida en marzo por abuso de posición dominante, si la Justicia europea los confirma, afirmó hoy el responsable de asuntos jurídicos del gigante informático, Brad Smith.

“Evidentemente pensamos que someternos (a las exigencias de la Comisión) provocará grandes daños, no solamente a nuestra compañía, sino también a muchas otras dentro de nuestra industria”, estimó Smith. “Sin embargo, si nos obligan a doblegarnos, estaríamos en disposición de hacerlo”, añadió.

“Hemos invertido muchísimo tiempo y energía, y gastado millones de dólares en el transcurso de los últimos meses, por lo que estaríamos en disposición de respetar lo que el Tribunal nos mande, sea cual sea su decisión”, comentó Smith.

El Tribunal de Primera Instancia de la Unión Europea (TUE) celebrará los próximos jueves y viernes una audiencia para decidir sobre la petición del fabricante de suspender las sanciones impuestas por la Comisión por abuso de posición dominante. Tras más de cinco años de investigación el Ejecutivo comunitario impuso, entre otras medidas, una multa de 497 millones de euros a Microsoft.

La empresa de Bill Gates ha pedido que los cambios exigidos por el Ejecutivo comunitario para restablecer la plena competencia en el mercado de sistemas operativos no se apliquen hasta que haya una sentencia firme del Tribunal, que podría tardar más de tres años. Bruselas considera que para entonces estas medidas ya no tendrán ningún efecto.

La Comisión exigió a Microsoft el pasado mes de marzo comercializar antes del 28 de junio una versión de su sistema operativo Windows que no incluyera el reproductor multimedia Media Player. También le impuso la obligación de revelar a los competidores antes del 27 de julio la información necesaria para que sus productos sean compatibles con Windows. Bruselas ha dado una tregua al gigante informático hasta que el Tribunal se pronuncie sobre la suspensión preliminar.

En cambio, Microsoft ya ha pagado la multa de 497 millones de euros impuesta por el Ejecutivo Comunitario, la más alta de la historia, a pesar de haber presentado también recurso contra ella.

Desde que se conoció la decisión de Bruselas, Microsoft presentó dos recursos ante la justicia europea; el primero, para pedir la anulación del fallo de la Comisión; el segundo, solicitando la suspensión de las modificaciones hasta que el asunto fuera debatido a fondo.

Precisamente respecto a este segundo recurso tendrá lugar el próximo jueves y viernes la citada audiencia en Luxemburgo, en la que los jueces verán desfilar no sólo a los abogados de Microsoft y la Comisión, sino también a una decena de terceras partes que han pedido intervenir en el proceso.

Si el Tribunal aceptara la suspensión de los cambios, Microsoft estaría dispuesta a volver a la mesa de negociaciones con la Comisión, tal y como recordó hoy Smith. “Esperamos que el Tribunal nos alivie y que en el futuro volvamos a tener la oportunidad de sentarnos para discutir cara a cara”, comentó el responsable del gigante de Redmond.

Por su parte, la Comisión Europea se negó a comentar la posibilidad de volver a sentarse a negociar con Microsoft. “Especular sobre hipotéticos escenarios es algo que nunca hacemos”, apuntó Amelia Torres, portavoz del Ejecutivo comunitario.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor