Microsoft da marcha atrás con sus Kin

EmpresasMovilidad
0 0

Los teléfonos KinOne y KinTwo no se llegarán a vender en Europa y Microsoft pondrá a trabajar a los empleados dedicados a la plataforma en Windows Phone 7.

Seis semanas después del lanzamiento de los teléfonos Kin de Microsoft en Estados Unidos, la compañía ha anunciado que da marcha atrás en la comercialización de sus terminales.

En el país norteamericano Verizon, operadora que distribuía los dispositivos y que en los últimos días había anunciado una rebaja en su precio, se encargará de intentar vender todo el stock de KinOne y KinTwo, pero según ha anunciado Microsoft no se fabricarán más unidades de estos teléfonos. Los smartphones de la empresa de Steve Ballmer, de hecho, no llegarán a desembarcar en Europa, algo que estaba previsto que sucediera en otoño.

La información pone de manifiesto los palos de ciego que está dando Microsoft en el segmento de la telefonía móvil. Tras muchos meses de rumores sobre el lanzamiento de sus propios smartphones, a los que se llamó provisionalmente ‘Zune Phones’ o ‘Pink’, la firma presentaba en abril dos modelos, Kin One y Kin Two que funcionaban bajo una plataforma diferente a Windows Mobile 6.5 o Windows Phone 7 y que, bajo el auspicio de las redes sociales, se orientaban a un público eminentemente juvenil.

“Hemos tomado la decisión de centrarnos exclusivamente en Windows Phone 7 y no lanzaremos Kin en Europa este otoño como habíamos planeado”, señaló la firma de Redmond en un comunicado . En el mismo escrito, aclaran que integrarán “ el equipo de Kin y sus tecnologías en el de Windows Phone”.

Se especulan varios motivos por los que desde Microsoft habrían decidido dar al traste con la comercialización de Kin. El principal parece ser las bajas ventas, al no haber conseguido atraer al target más joven por su alto precio y sus prestaciones no demasiado boyantes. Asimismo, su funcionamiento a través de un sistema operativo que no se enmarcaba en ninguno de los presentados por Microsoft generaba confusión a los usuarios.

Este no es el único proyecto de hardware que la compañía abandona en los últimos meses. Recientemente, Microsoft canceló también Courier, el tablet de dos pantallas con Windows 7 incorporado que tenía todas las de convertirse en un duro competidor para el iPad de Apple.

Los analistas ya lo han definido como un “absoluto fracaso”. Más información en Silicon News.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor