Microsoft debe mejorar sus argumentos contra la decisión de la CE

Empresas

Los abogados de la compañía pueden, hasta el próximo 19 de agosto, demostrar que las medidas de la Unión Europea perjudicarían su propiedad intelectual.

El juez del Tribunal de Primera Instancia de la Unión Europea, Bo Vesterdorf, ha pedido a Microsoft que precise las alegaciones presentadas para solicitar la suspensión cautelar de las medidas correctivas que la Comisión Europea impuso a la empresa.Los abogados de Microsoft tienen de plazo hasta el próximo 19 de agosto para aclarar los argumentos con los que pretenden demostrar que las medidas de la CE causarían “daños irreparables” en sus derechos de propiedad intelectual y deben por tanto ser suspendidas hasta que se dirima el litigio judicial sobre el conjunto de la decisión comunitaria.

La compañía de Redmond negó que la decisión del juez europeo suponga un varapalo contra sus posiciones y consideró “normal” que el Tribunal pida aclaraciones particulares sobre la cuestión de la propiedad intelectual.

“Creemos que tenemos argumentos muy poderosos y estamos encantados de tener la oportunidad de ofrecer al Tribunal más claridad sobre este punto importante y otros elementos clave de nuestras alegaciones”, indicó el portavoz de Microsoft, Thomas Brooks.

El pasado 24 de marzo, la CE impuso a Microsoft una multa de 497,2 millones de euros por abuso de posición dominante y le ordenó dos medidas correctivas: separar el sistema operativo Windows del software Media Player y divulgar a sus rivales los datos necesarios para que sus productos sean compatibles con Windows.

Pese a haber recurrido la decisión, Microsoft ha abonado la sanción económica en una cuenta bancaria que permanecerá cerrada hasta el fin del litigio.

En cambio, ha pedido al Tribunal de Primera Instancia de la UE la suspensión cautelar de las medidas correctivas hasta que la Justicia europea se pronuncie sobre el conjunto de la decisión, lo que puede demorarse varios años.

El juez Vesterdorf evalúa ahora si se cumplen las condiciones para una suspensión cautelar: existencia de argumentos “prima facie” (a primera vista) contra la decisión comunitaria, daños “graves e irreparables” en caso de la ejecución de la medidas y respeto al “equilibrio” entre el interés público y el de las partes afectadas.

Vesterdorf ha convocado a los representantes de la Comisión Europea y de Microsoft a una vista oral los próximos 30 de septiembre y 1 de octubre.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor