Microsoft deberá pagar 8,9 millones de dólares a un programador

Empresas

El motivo de la resolución es el empleo de un software que utiliza una sola hoja de cálculo para enlazar Excel con la aplicación de base de datos Access.

Un jurado estadounidense ha determinado que Microsoft infringió una patente de 1994 propiedad de un inventor guatemalteco. El gigante de Redmond deberá pagar a Carlos Armando Amado 8,9 millones de dólares por el uso de un software que emplea una sola hoja de cálculo para enlazar Excel con la aplicación de base de datos Access. De hecho, la decisión del jurado se relaciona con un determinado programa de Microsoft que se vendió entre marzo de 1997 y julio de 2003.

El juez de distrito, David Carter, revisará el caso para determinar a cuánto podrían ascender los daños adicionales que deben pagarse por los programas vendidos hasta hoy, según señala el abogado del demandante, Vincent Belusko. “El señor Amado ha seguido este caso durante muchos años, y aunque ha sido un esfuerzo difícil, está feliz por haber logrado el reconocimiento”, añade Belusko.

En su demanda, Amado dijo que introdujo la patente en 1990 por el software que enlaza los dos programas de Microsoft y que había tratado sin éxito de venderlo a la misma compañía dos años después, mientras la patente estaba pendiente de aprobación.

El jurado falló a su favor en una de un total de 10 querellas presentadas; las nueve restantes fueron desestimadas, y de haber sido tomadas en cuenta le habrían generado cientos de millones de dólares en daños.

La reacción de Microsoft no se ha hecho esperar. “Aunque el veredicto es decepcionante, estamos complacidos de que el jurado rechazase las reclamaciones más importantes del señor Amado. No creemos que el veredicto de hoy tenga un impacto en nuestros clientes”, manifiesta la portavoz de Microsoft Stacy Drake.

Microsoft utilizó software sin permiso en varias versiones de Access, como Access 95, 97, 2000 y 2002, según Amado, quien asegura que creó dicha tecnología mientras era estudiante de la Universidad de Stanford.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor