Microsoft deja de vender Kinect One para Windows

Innovación
Kinect One

Aunque Microsoft puso a la venta la versión Windows de su sensor Kinect One, finalmente parece que vender dos sistemas prácticamente idénticos no les compensa y han preferido dejarlo de lado para centrarse en los adaptadores para PC de su versión para Xbox.

Al igual que ocurrió con la primera versión de Kinect, en la que Microsoft puso a la venta unos meses después del sensor para Xbox otro pensado para su uso en Windows, la compañía de Redmond ha vuelto a hacer lo mismo con la nueva versión Kinect One.

Sin embargo en esta ocasión hay diferencias notables. La primera es que con el Kinect original, Microsoft tardó varios meses en sacar una SDK, lo que produjo que surgieran numerosos desarrollos con SDKs open source. La segunda es que el primer Kinect para Xbox podía conectarse directamente a cualquier PC gracias a un adaptador que ya incluía el sensor. La última es que la diferencia de precio entre la versión de Xbox y Windows era notable, así como que ambas versiones tenían algunas diferencias ópticas y de compatibilidad de software.

En esta ocasión, el sensor Kinect One tanto para Xbox como para Windows son básicamente iguales, siendo totalmente compatibles entre sí y con un precio similar, con la salvedad de que para conectar una Kinect One a un PC necesitaremos un adaptador especial cuyo coste adicional equilibra los precios y hace compatible con USB 3.0.

Todo esto ha hecho que la mayoría de los usuarios opten por la versión Xbox One y comprar luego aparte un adaptador, haciendo de la versión para Windows algo innecesario y de lo que ahora parece que Microsft se va a deshacer. El sensor Kinect One para Windows acaba de descatalogarse y sólo se seguirá produciendo la versión para Xbox y su correspondiente adaptador USB para PC.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor