Microsoft descarta fabricar un smartphone propio

EmpresasMovilidad

Su vicepresidente, Terry Myerson, aseguró que Microsoft está satisfecho con sus socios Nokia y HTC, que producen teléfonos con Windows Phone.

Construir un smartphone no parece ser una prioridad para Microsoft. Al contrario que con las tabletas y la tecnología wearable, la multinacional no está interesada en entrar en el mercado de los teléfonos inteligentes como fabricante. De momento, se conforma con suministrar su sistema operativo Windows Phone a fabricantes como Nokia y HTC.

El vicepresidente de Microsoft,  Terry Myerson, que trabaja en el equipo de Windows Phone, ha declarado en una entrevista durante la conferencia Dive into Mobile de All Things D que su empresa está satisfecha con sus socios Nokia y HTC en lo que respecta a la construcción de los smartphones que utilizan Windows Phone. Por ello, Microsoft no ve la necesidad de construir su propio smartphone para ayudar a subir las ventas de los dispositivos con  Windows Phone.

Sobre Nokia, el principal fabricante de smartphones con el sistema operativo de Microsoft, Myerson aseguró que “Nokia es una gran compañía”. “Estamos orgullosos del trabajo que han hecho. Ellos han desarrollado dispositivos con precios más ajustados. Han construido un hardware de entrada de alta calidad. Nokia es un gran socio para Microsoft“, manifestó.

La posibilidad de que Microsoft fabrique un smartphone es un tema del que se viene hablando desde que lanzó su tablet Surface. Desde entonces ha habido especulaciones acerca de que Microsoft también desarrollaría su propio teléfono inteligente, ahora desmentidas por Myerson.

Sobre la estrategia internacional de Windows Phone, el vicepresidente de Microsoft negó que se estén alejando del mercado de EEUU, donde los consumidores aún están muy acostumbrados al modelo de móvil subvencionado. Sin embargo, reconoció que es importante que Microsoft se centre en los mercados en los que puede tener éxito como recién llegado.

Hay una gran oportunidad para Microsoft, dijo Myerson, mientras sus competidores se enfrentan a sus propias luchas. Sobre ellos, el directivo afirmó que Apple está “agotado” y que Android es “una especie de confusión”. Todo esto significa que Microsoft tiene una oportunidad.

Para competir con sus rivales, Microsoft se centrará en el precio, asegurándose de que los consumidores pueden obtener teléfonos inteligentes de buena calidad para todos los bolsillos, pero también quiere mejorar la experiencia del consumidor, integrando mejor sus productos. Esto significa, por ejemplo, una relación más estrecha entre los dispositivos Windows Phone 8 y la consola Xbox.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor