Microsoft invierte en Barnes & Noble

Empresas

La empresa de Redmond ha anunciado una inversión de 300 millones de dólares en Newco, una subsidiaria de la editora de libros que agrupa su negocio digital y universitario y su lector Nook.

Los tiempos de conflictos entre Microsoft y Barnes & Noble quedaron atrás. Ahora, fabricante de software y distribuidora de libros van a ser estrechos colaboradores. Ambas empresas han anunciado hoy un acuerdo por el cual Microsoft invierte 300 millones de dólares en una subsidiaria de Barnes & Noble, denominada por el momento ‘Newco’ hasta que se decida un nombre definitivo.

Con este pacto Microsoft pasa a poseer el 17,6% de la filial de la cadena de librerías. Barnes & Noble sigue manteniendo el 82,4% de este brazo que habría sido valorado por 1.700 millones de dólares en total.

¿A qué se dedica Newco exactamente? Según explica Cnet, se trataría de una nueva división de Barnes & Noble que combina todo su negocio digital y universitario, lo cual se traduce en que Microsoft también se lleva un pedacito de las operaciones de Nook y de su software Nook Study para alumnos y educadores.

El establecimiento de esta joint venture implica que la librería digital de Nook abrazará Windows 8 una vez el sistema operativo esté disponible a finales de año. Por si esto fuera poco, se han zanjado los litigios relativos al uso de Android y Microsoft ha otorgado una licencia especial de su software a la empresa de libros.

Si tiramos de hemeroteca podemos ver que hace un año la relación entre ambas empresas no era, desde luego, muy armónica. Microsoft llevó a los tribunales a la cadena de librerías por infringir algunas de sus patentes relacionadas con la versión a color de su lector electrónico Nook.

La empresa de Steve Ballmer aseguraba entonces que el ereader de Barnes & Noble había tomada prestadas sin su permiso “prestaciones esenciales para la experiencia del usuario” de su software, en concreto, las pestañas y la interfaz para relacionarse con documentos y ebooks. Microsoft afirmaba que Amazon había hecho lo mismo con su Kindle pero ya le había pagado unas tasas por su utilización.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor