Microsoft lucha contra VMware con nuevos acuerdos

CloudGestión Cloud

La compañía ha anunciado la compra de Calista y una ampliación de su acuerdo con Citrix.

Microsoft anunció el pasado lunes la compra de Calista Technologies y la expansión de su alianza con Citrix Systems, centrándose en el creciente mercado de virtualización.

Los pasos dados por Microsoft son parte de una estrategia para luchar contra VMware en el mercado de la tecnología que permite a un único ordenador actuar como varias máquinas virtuales y por tanto ejecutando varias clases de software y múltiples sistemas operativos. La virtualización es una de los desarrollos más importantes de la industria del software, destacan en Reuters, porque rompe con el modelo de negocio tradicional que une una máquina con sistema operativo concreto, por ejemplo. La tecnología permite a las compañías ahorrar en hardware además de desplegar aplicaciones más rápido sin tener que preocuparse de que unos programas choquen con otros.

Microsoft, el fabricante de software más importante del mundo, adquirió Calista por una suma no desvelada; Calista se dedica a diseñar tecnología que ayuda a comprimir y desplegar ordenadores “virtualizados” que se ejecutan en un servidor remoto.

Citrix, por su parte, está desarrollando una herramienta para el nuevo Windows Server 2008 de Microsoft, que incorporará una tecnología de virtualización conocida como Hyper-V, para ser compatible con XenServer, el producto rival de Citrix.

Las dos compañías, además, se unirán en la comercialización de virtualización de ordenadores de sobremesa, que separa un desktop de su localización física. Por ejemplo, un trabajador móvil podría trabajar con su ordenador de una manera virtual desde donde quiera que esté con una simple conexión de Internet.

Microsoft lidera un grupo de fabricantes de software que incluye a Oracle y Sun Microsystems, y que buscan acercarse a VMware, la primera compañía en comercialización la tecnología de virtualización de servidor.

Son varios los analistas que afirman que la guerra de la virtualización acaba de comenzar y está haciendo que las compañías estén trabajando en cómo la virtualización se puede adaptar para mejorar todo tipo de productos, desde el software de seguridad a los microchips.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor