Microsoft niega las limitaciones a Linux en sus equipos

Empresas

Hace unos días saltó la noticia que en los futuros equipos que levasen preinstalado el próximo sistema operativo de Microsoft, Windows 8, no sería posible instalar Linux ya que hay una radical diferencia entre el sistema de arranque requerido por uno y otro sistema, cosa que actualmente no es así.

Pues poco han tardado en desmentirlo a través de un comunicado de uno de sus ingenieros.

El requisito que parecía que exigiría Microsoft a los integradores de hardware para preinstalar Windows 8 en sus equipos Unified Extensible Firmware Interface (UEFI) en lugar de la actual BIOS. Esta pequeña diferencia hace que todas las distribuciones basadas en Linux tuvieran algún que otro problema en funcionar correctamente. Vamos, que no cargarían.

Por supuesto Microsoft alegaba a la seguridad para el usuario la razón por la cual implementaba este sistema de arranque seguro y que requeriría un certificado. Para que Linux pudiera funcionar en máquinas de esta índole habría que modificar el Kernel y revelar versiones nuevas de todas las distribuciones disponibles hasta el día de hoy.

Sin embargo, Microsoft  ha querido explicar que el sistema de arranque seguro es un protocolo de UEFI y no algo impuesto por la compañía. Además, han asegurado que esta característica no impide que se utilicen cargadores de sistemas operativos, sino que simplemente permite al firmware validar la autenticidad de los componentes. [MSDN]

Autor: Yealfa
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor