Microsoft gana 5.000 millones de dólares en el último trimestre

Empresas

Microsoft ha tenido que asumir 900 millones de costes por culpa de las bajas ventas de su Surface RT.

Microsoft ha anunciado hace unas horas sus resultados correspondientes al segundo trimestre del año, comunicando unos beneficios de 4.970 millones de dólares y unos ingresos de 19.900 millones de dólares.

La responsable financiera de la compañía, Amy Hood, ha explicado que los resultados se “han visto afectados por la caída en el mercado del PC”. Pese al desplome incesante de la industria, Microsoft ha experimentado un “fuerte demanda demanda en nuestras áreas empresarial y de cloud, resultando en un balance de ingresos record”.

En cualquier caso, a la empresa de Redmond su tentativa inicial en la era post PC no le ha ido demasiado bien. Su primera tableta no despegó tampoco en el Q2. Aunque la firma no ha proporcionado cifras de ventas del dispositivo se sabe que Microsoft habría asumido un gasto de 900 millones de dólares por los “ajustes de inventario” de su Surface RT. El poco éxito comercial habría sido la causa principal de su reducción de precio en un 30% e incluso más para el mercado educativo.

En el último cuarto los ingresos provenientes de Windows se han elevado, aunque el aumento ha sido bastante reducido respecto al Q1, más teniendo en cuenta las esperanzas iniciales de la compañía depositadas en Windows 8. El crecimiento habría sido del 6%.

El área de Entretenimiento y Dispositivos de Microsoft ha incrementado su facturación un 8% hasta alcanzar los 134 millones de dólares, aunque el buen rendimiento de la parte de móviles habría compensado unos números más bajos en consolas.

En el Q2 los de Redmond vendieron 1 millón de Xbox 360, en comparación con los 1,1 millones comercializados en el mismo intervalo de un año atrás. En junio Microsoft anunció el lanzamiento de su Xbox One, así que muchos usuarios han preferido esperar a su llegada para adquirir una nueva plataforma de juegos.

Por su parte, Microsoft obtuvo 222 millones de ingresos por sus ventas móviles. Hay que puntualizar algo en esta área. Esta facturación no corresponde solo a las ventas de Windows Phone y sus licencias, sino que también se incluiría la explotación que la empresa de Steve Ballmer realiza de Android. La mayoría del dinero vendría por los royalties que Microsoft posee sobre el SO de Google.

Con los recientes cambios realizados en el organigrama, Microsoft espera que se produzca una transformación radical. “Nos permitirá innovar con mayor rapidez, eficacia y capacidad en un mundo que cambia rápidamente”, subraya Hood. Ballmer cree que la “relineación estratégica” le vendrá bien a la compañía para el éxito a largo plazo.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor