Kinect vende 1 millón de unidades en sus diez primeros días

Empresas
0 0

Microsoft prevé que a este ritmo alcanzará fácilmente los 5 millones previstos para finales de año.

A once días de su lanzamiento en Estados Unidos y seis de su introducción en Europa ya se dispone de las primeras cifras de ventas del dispositivo de movimiento para Xbox, Kinect.

Microsoft ha anunciado que su tecnología sin mandos ya ha sobrepasado el millón de unidades comercializadas, sumándose así a su lista de productos con las ventas más rápidas, en la que también se encuentra el sistema operativo Windows 7.

Recientemente la firma de Redmond elevó sus estimaciones para finales de año respecto a Kinect, subiendo de 3 millones a 5, una cifra a la que no le costará llegar, de seguir a este ritmo. Esta semana, el sistema de movimiento llega al mercado asiático, por lo que sus unidades comercializadas crecerán exponencialmente.

Las números son un buen augurio, pero tienen cierta trampa. Microsoft no ha hecho un desglose de las ventas del periférico y no ha aclarado qué porcentaje de comercialización responde a cada modalidad de distribución: Kinect sólo con Kinect Adventures, en un pack con la Xbox 360 de 4 Gb o con la consola en su versión de 250 GB.

No obstante, haciendo mención a las afirmaciones de los minoristas y a las palabras del vicepresidente corporativo del área de Entretenimiento Interactivo de Microsoft, Dennis Durkin, parece que el sistema de movimiento se está vendiendo “tan rápido como se fabrica”.

Kinect utiliza una cámara 3D y un software de reconocimiento de movimientos para permitir a los usuarios manejar sus videojuegos utilizando los movimientos naturales del cuerpo y los comandos de voz en lugar de los tradicionales gamepads.

Kinect se vende por separado a un precio de 150 euros, o en un pack que incluye la consola Xbos 360 y el controlador por 300 euros, o 350 euros, dependiendo de la capacidad de la consola.

El lanzamiento de la consola Nintendo Wii puso de manifiesto que los jugadores querían probar otras maneras de interactuar con los juegos, lejos de los tradicionales mandos. Durante años número uno en ventas, tanto Sony como Microsoft tomaron nota y casi al mismo tiempo anunciaron sus propios controladores de movimiento, Move para PlayStation 3 y Kinect para Xbox 360.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor