Microsoft ya vende la Xbox One en China

Empresas
Xbox One

Las consolas llevaban 14 años prohibidas en China. El desembarco de Xbox One puede verse empañado por el auge de los juegos para móviles en el país asiático.

Después de años intentando introducir sus videoconsolas Xbox en China -un país donde estos dispositivos estaban prohibidos desde hace 14 años-, Microsoft ha empezado a comercializar hoy su consola Xbox One. La Xbox One con Kinect se distribuirá a través de más de 4.000 puntos de venta en China, con un precio de 4.299 yuanes, esto es, 700 dólares.

La Xbox One será la primera consola de videojuegos que se vende en China desde 2000. Microsoft ha conseguido la autorización del Gobierno de Pekín tras acceder a fabricar el dispositivo en la Zona Piloto de Libre Comercio de China (ZPLC), ubicada en Shanghai.

La consola de Microsoft ha aterrizado en China con un limitado catálogo de juegos, compuesto por 10 títulos, entre ellos Forza Motorsport 5, Rayman Legends y Zoo Tycoon. Los juegos más populares, como Halo, Call of Duty o Destiny, no llegarán al país debido a las restricciones del gobierno a los juegos con contenido violento.

Preguntado por este particualar, un portavoz de Microsoft explicó a CNET: “Nuestra visión es traer a China la mayor cantidad de juegos de Xbox One como sea posible. Estamos trabajando para llevar a los jugadores el contenido que quieren ver , teniendo mucho cuidado de cumplir las normas reglamentarias. Fundamental para este esfuerzo es nuestra fuerte asociación local con BesTV y nuestras relaciones locales y globales con los desarrolladores”.

Aunque la entrada en China supone un nuevo, y enorme mercado, para las consolas de Microsoft, quizás el momento no sea el más adecuado. De hecho, Microsoft podría enfrentarse a serias dificultades para hacerse un hueco suficiente en el mercado chino de los videojuegos, según Nick Ning, analista de 86Research con sede en Shanghai.

La creciente popularidad de los juegos para smartphones representa un desafío para los juegos de consola, explica el analista. Además, los jugadores chinos sufrirán la posible censura de los títulos más populares. Y no olvidemos que están habituados a jugar de forma gratuita. Con todo ello, las consolas pueden hacerse con sólo el 5% del mercado de los juegos, aventura Ning.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor