Milk Stork, una startup para enviar leche materna

EmpresasStartups

Esta compañía permite que los más pequeños puedan disfrutar de la leche de sus madres pese a que estas se encuentren de viaje de trabajo.

Muchas startups de las que ya os hemos hablado en Itespresso nacieron por la necesidad real de uno de sus fundadores. La que hoy os traemos, Milk Stork, también tiene ese origen.

Fue en mayo de 2014. Kate Torgersen, que había sido madre de gemelos no hacía mucho y aún continuaba amamantando a sus hijos, tuvo que realizar un viaje de negocios de cuatro días de duración. Su principal preocupación era extraerse leche de manera regular. “Tienes que hacerlo cada tres o cuatro horas para mantener la producción o la pierdes”, aclara Torgersen a Fortune.

Kate se encontró a sí misma esperando en la fila para facturar su equipaje con 9 litros de leche y una gran bolsa de hielo. Entonces pensó que no podía creerse que no hubiera nada para resolver ese problema al que se enfrentaban muchas madres que tenían que irse de viaje de trabajo. Meses después nació Milk Stork, una empresa para enviar leche materna a todo EE.UU en 24 horas.

¿Cómo funciona Milk Stork? Las madres entran en la web de la startup para pedir suministros y solicitar una recogida. Entonces se extraen la leche con sus propios sacaleches según sus horarios habituales y la ponen en frío. Las cajas que proporciona Milk Stork incluyen una unidad de refrigeración (con capacidad de enfriamiento hasta 48 horas después de su activación) y tienen una capacidad de hasta 1 litro. Una vez llena, deben sellar el envase y el paquete es enviado por la noche por el servicio de Correos de EE.UU (USPS) a través del país para llegar al día siguiente a su destino.

milk-stork-envio-leche-materna

Aunque la idea es original y resulta muy útil, la empresa tiene que solventar dos dificultades. La primera son las condiciones especiales de los envíos para este tipo de producto. La leche materna aguanta unas 5 horas a temperatura ambiente y hasta 5 días refrigerada. Si se produce una pérdida o extravío puede echarse fácilmente a perder (las unidades proporcionadas proporcionan frío solo dos días). La startup recomienda revisar la calidad de la leche una vez entregada por si algo hubiera ido mal y por la seguridad de los más pequeños.

Otro escollo que puede encontrar la startup es el alto coste de sus servicios. Los envíos salen por unos 99 dólares al día, un precio desorbitado como para ser asumido por la mayoría de los particulares y que no agradará demasiado a los departamentos de administración de las empresas cuando revisen las dietas de viajes de trabajo de sus empleadas.

No obstante, la CEO y fundadora de Milk Stork asegura que se han acercado a ella algunas organizaciones interesadas en ofrecer su servicio como un beneficio social, absorbiendo el coste del envío. “Tengo el presentimiento de que las madres están pidiendo a sus empresas ofrecer esto como un beneficio social”, apostilla la emprendedora.

No hay que irse muy lejos dentro del mundo TIC para encontrar una empresa con este tipo de ventajas para sus trabajadores. IBM anunció en julio que a partir de este otoño pondrá en marcha un programa para facilitar a las madres la vuelta al trabajo tras la maternidad, desarrollando una aplicación móvil para que estas envíen suministros de leche a sus bebés cuando están fuera de casa por un viaje de trabajo.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor