Mochila patinete: todo en uno práctico, urbano y veloz

Moverse por la ciudad con toda tu impedimento encima es desde hoy un poco más sencillo.

Desde que se inventó el sandwich mixto de jamón York y queso o el calimocho esto de mezclar dos cosas que por separado ya funcionan bien para obtener un resultado aún mejor es todo un arte. Hay quien prefiere pasar de coche, moto o bici y moverse por la ciudad con un patinete, un medio de transporte ecológico, divertido y plegable para que ocupe poco espacio una vez que no lo necesitamos. Si eres de los que además necesita una mochila para guardar bártulos e impedimenta varia al final es un engorro añadir el medio de transporte, así que ¿por qué no unirlos? Y aquí tienes el resultado, la mochila con patinete incorporado… y viceversa.

Mitad medio de transporte, mitad almacenaje, todo practicidad.

La estructura de la mochila aloja un patinete… o mirado de otra forma, el patinete lleva adosado una mochila. Cualquiera de las dos posibilidades es válida y todo gracias a la idea de fusionar ambos objetos, una hibridación que funciona gracias al mecanismo plegable del patinete y a la estructura común que comparten mochila y patinete.

Cuando llegas a tu destino basta con plegar el medio de transporte y echarte la mochila a la espalda. El diseño es obra de Gustavo Brenck, soporta un peso de unos 100 kilos (el patinete, no la mochila) y por el momento a un concepto aunque a más de uno le gustaría verlo ya en las tiendas. ─[designboom]

Newsletter
Suscríbase a la newsletter diaria de ITespresso