¿Moto o escritorio? ¿Vespa computerizada u ordenador motorizado?

EmpresasInnovación

¿Tienes alguna vieja Vespa arrumbada por el garaje?

Alguna de estas vetustas joyas que nunca pasan de moda que por fin se haya ganado su merecido descanso como medio de transporte y no haga sino acumular polvo y mugre puede volver a la vida animada por una acertada combinación de midiclorianos mcgyverianos, bricolaje informático y reutilización de vehículos estilo “El equipo A”. Es lo que ha sucedido con esta Vespa convertida en dos piezas de mobiliario, un sillón y un escritorio para trabajar con el ordenador.

También puedes convertirte en el rey de la próxima LANparty si acudes con esta Vespa.

Aunque en el modelo que aparece en la fotografía podemos ver que se ha sustituido el manillar por una plataforma para colocar un portátil, también puedes ubicar ahí un monitor y albergar la CPU en el interior del alojamiento donde habitualmente va el motor, el depósito de gasolina y la rueda de repuesto.

El asiento individual respeta el original y todavía permite una zona trasera en la que ubicar libros de consulta o manuales de referencia que necesites para tu trabajo.

El escudo frontal ha sido transformado en otra pieza de mobiliario, un mullido sillón en el que descansar después de trabajar un rato en la parte más laboral del conjunto motorizado. Visto desde delante nada hace sospechar la procedencia del respaldo.

Personalmente echo en falta un elemento claramente identificativo de estas deliciosas motos, el conjunto faro-manillar, aunque viendo las capacidades de transformación del autor de este trabajo es posible que actualmente esté a punto de convertirse en una lámpara. ─[Reinventing Wheels]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor