Motorola ya cotiza por separado

EmpresasWorkspace
0 0

Anunciada hace más de un año, la escisión definitiva de Motorola en Motorola Mobility y Motorola Solutions se ha completado, iniciándose una nueva era tras 82 años de camino conjunto.

1. Motorola, 82 años de historia

Adaptándose a los cambios del mercado, Motorola, una compañía creada hace 82 años y responsable, entre otras cosas, de los primeros televisores o teléfonos móviles, ya cotiza por separado, completándose una escisión anunciada hace más de un año.

Los inicios de Motorola se remontan a 1928, cuando por Paul y Joseph V. Galvin, de Chicago, compran del negocio del eliminador de baterías de la Stewart Battery Co. y fundan la Galvin Manufacturing Corporation, que sólo contaba con cinco empleados y un producto que permitía que las radios que funcionaban con batería lo hicieran con la corriente eléctrica.

El nombre Motorola fue adoptado en 1947, aunque fue utilizada como marca comercial desde que en 1930 inventara la primera radio para el automóvil. Según explican en Wikipedia, la palabra surge de unir ‘motor’ con ‘ola’, que intentaba sugerir la idea de sonido en movimiento.

Tras regresar de un viaje por Europa convencido de la inminencia de una guerra, Paul Galvin desarrolla lo que sería el primer walkie talkie de la historia, la Handie-Talkie AM, que comenzó a utilizar el ejército de Estados Unidos en 1940.

El siguiente gran hito de Motorola se produce en el 1975, cuando tras quince años de trabajo y 150 millones de dólares lanza el Motorola DynaTAC, el primer teléfono móvil del mundo.

2. Motorola Mobility y Motorola Solutions

Motorola Mobility, centrada en electrónica de consumo, y Motorola Solutions, para el mercado profesional ya son dos compañías independientes que sólo comparte el logo, un bien tan preciado que ninguna quiso abandonarlo.

Sanjay Jha, CEO de Motorola Mobility Holdings ha comentado en una entrevista que la compañía se beneficiará ahora de un enfoque más limitado, y que la dirección podrá centrarse ahora en entender la tecnología en ligar de gestionar un gran portfolio de productos.

Durante décadas los productos de Motorola han contado la historia de la electrónica, desde las radios en los coches en los años ‘30 a los televisores de los ’40 o los primeros teléfonos móviles de los ’80. La compañía se introdujo en mercados más profesionales expandiéndose a las radios Tetra, utilizadas por la policía o bomberos, o los escáneres de códigos de barra, negocios que ahora gestionará una segunda compañía, Motorola Solutions.

Gartner y otras empresas de análisis de mercado recibieron acogieron bien el anuncio de la escisión y aseguran que a partir de ahora Motorola Mobility sólo de centrarán en teléfonos en un mercado que ha cambiado mucho en cinco años, mientras que Motorola Solutions no tendrá que preocuparse del azotado negocio de telefonía móvil. La mayor agilitad que tiene una empresa más pequeña dará lugar, según los expertos, a diseños más innovadores, mejores tiempos de llegada al mercado y una mayor habilidad no sólo para capitalizar las tendencias, sino para crear tendencias.

3. Escisión definitiva

Como parte de su escisión, Motorola está vendiendo su división de equipamiento de red móvil a Nokia Siemens Network, un acuerdo valorado en 1.200 millones de dólares y que se espera que quede cerrado en tres meses.

En el mercado actual las operadoras inalámbricas se han consolidado en grandes compañías que prefieren tratar con sólo un par de vendedores de equipamiento, lo que deja pocas oportunidades para vendedores más pequeños como Motorola, que no está dedicada en exclusiva a la fabricación de equipamiento de red. El objetivo de una compañía que fabrica tanto teléfonos móviles como el equipamiento de que conecta las llamadas ha disminuido desde el momento en que la tecnología se ha convertido en un estándar. A esto se añade que la compañía tiene que competir con rivales como Apple o Research In Motion, responsable de los Blanckberry, centradas ambas en los dispositivos móviles.

El negocio de telefonía móvil de Motorola disfrutó de ventas importantes gracias al modelo Razr, un terminal que en 2004 se convirtió en un éxito. En 2007 los teléfonos móviles contabilizaron dos tercios de los ingresos de la compañía, pero poco después ya compañía fue decayendo. Una de las razones fue la falta de visión de Motorola, que no supo entender las discrepancias entre el mercado americano y el europeo, donde sí triunfaba la 3G. Cuando se acercó a los operadores del Viejo Continente, que son los grandes patrocinadores de los fabricantes al ofrecer a los usuarios terminales con muy bajo cotes o de forma gratuita a cambios de planes de llamadas y permanencias, se dio cuenta de su error; los operadores querían 3G y Motorola sólo podía ofrecerlo en terminales de alta gama, no en el resto, y el resultado fue una fuerte caída de sus ventas y resultados con pérdidas.

En 2008, Motorola contrató a Sanjay Jha, entonces director de Qualcomm, para fortalecer el negocio de telefonía, que ahora vuelve a recuperar algo de su brillo con la apuesta en smartphones basados en Android y capaces de agrupar en un terminal las redes sociales que triunfan entre los usuarios.

Se espera que en 2011 Motorola Mobility incremente su cuota en mercados como el Latinoamericano o el Chino mientras se adentra en el de tablets en Estados Unidos, una categoría que asegura que será un de las áreas de mayor crecimiento de la compañía.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor