La movilidad colaborativa crece como alternativa al coche en propiedad

Innovación

El 34% de los conductores ve los servicios de movilidad colaborativa como una alternativa real a la compra de un vehículo, por un 56% que los considera una opción complementaria.

Si bien es cierto que las ventas de automóviles no dejan de crecer de manera significativa, los datos de un estudio realizado entre más de 8.000 consumidores de ocho mercados por la consultora Capgemini reflejan un cambio en la mentalidad de los conductores respecto al modo de uso y propiedad de los automóviles.

Así, más de un tercio de los conductores (el 34%) considera que los servicios emergentes de movilidad colaborativa -como Uber, Didi o BlaBlaCar, entre otros- son una verdadera alternativa a tener un vehículo en propiedad. Y más de la mitad (el 56%) considera que la movilidad colaborativa es una vía complementaria a comprar o tener un coche.

Además, esta percepción aumenta entre los consumidores más jóvenes, de entre 18 y 34 años (un 64%), y los de mercados emergentes: China (77%) y la India (63%).

La edición número 17 del informe Cars Online de Capgemini —este año bajo el título Beyond the car—, también revela un cambio en la estrategia de los principales fabricantes de coches, que ya están invirtiendo en servicios de movilidad colaborativa a través de lanzamientos, adquisiciones o alianzas para adaptarse al cambio de actitud del consumidor. Es el caso de Daimler con Car2Go y PSA con Emov.

La relevancia de las inversiones que los grandes fabricantes de automóviles están realizando en iniciativas de movilidad compartida queda confirmada por el hecho de que dos tercios de los consumidores (el 66%) afirman que la marca del vehículo es un factor importante a la hora de elegir el programa de uso compartido. Ello indica que estos programas podrían acabar siendo una parte relevante del nuevo ciclo de venta de los coches.

Así lo explica Kai Grambow, director del área mundial de Automoción de Capgemini: “Las marcas de automóviles se están dando cuenta de que deben reaccionar al cambio en los hábitos de consumo si quieren seguir creciendo. Ocupar una posición de liderazgo en el uso compartido de coche y, en general, en el nuevo modelo de movilidad, no solo creará nuevas vías de ingresos para los fabricantes, sino que les dará una mayor visibilidad a sus marcas y les permitirá establecer un nuevo tipo de relación con los consumidores”.

El estudio también muestra el impacto que está teniendo el rápido crecimiento de la tecnología sobre los hábitos de compra del consumidor. Las funciones de conducción autónoma y asistida y la ciberseguridad son ya factores importantes en la decisión de compra.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor