MP3 se pone serio

Empresas

El formato de música MP3, la tecnología más asociada con la compartición
de archivos sin restricción, bloqueará las copias no autorizadas.

Thomson y Fraunhofer, las compañías que licencian y poseen las patentes

en las que se basa la tecnología de música digital MP3, están creando

una extensión centrada en la gestión de derechos digitales que se

incluirá en el formato, según ha anunciado un ejecutivo de Thomson.

Este movimiento está enfocado a la entrada de este formato en el mundo de la

distribución de música autorizada a través de servicios como el iTunes

de Apple o el nuevo Napster. Estos nuevos servicios venden música basada

en tecnologías propietarias incompatibles de compañías como Apple,

Microsoft o Real Networks, mientras que las canciones en formato MP3

normalmente se distribuyen al margen de los controles de copias.

La postura tomada por Thomson y Fraunhofer supone el reconocimiento del

nacimiento de una nueva era para la música digital, en la que los

servicios de pago por canción están ganando terreno frente a las

anárquicas redes de compartición de archivos y en la que los CDs en sí

mismos pueden ser superados por las descargas digitales.

La

primera era del audio a través de Internet pertenece indudablemente al

MP3, un estándar de audio codificado por el Moving Picture Experts Group

(MPEG) hace doce años. Thomson y Fraunhofer, las compañías alemanas que

mantienen las patentes de la tecnología MP3 tienen una gran colección de

royalties de compañías de software y hardware que utilizan este formato.

Pero las mismas características que hicieron al MP3 atractivo a decenas

de millones de usuarios de PCs, han hecho que las grandes compañías

discográficas desconfíen de él profundamente. Durante años, estas

compañías han estado buscando un formato de audio que pudiera incluir

herramientas que impidieran a los usuarios hacer copias no autorizadas o

compartieran los archivos a través de redes como Kazaa.

Microsoft, con su Windows Media y su tecnología de gestión de derechos

digitales asociada, ha sido de uno de los grandes beneficiarios, ya que

su formato es el utilizado en Napster, Musicmatch y otras grandes

tiendas de música, además de estar incluida en los CDs de música. Por su

parte, las herramientas de protección de copias de Fairplay, de Apple,

también se han ganado la aprobación de las discográficas y es el formato

de la iTunes Music Store de la compañía.

La tecnología

de derechos digitales de Thomson y Fraunhofer estará basada en gran

parte de los estándares abiertos que el grupo MPEG y la Open Mobile

Alliance están adoptando. Las compañías también han anunciado que

permitirán el libre uso de la tecnología de protección de copia a

cualquiera que licencie el formato MP3.

Como cualquier otro

formato de gestión de derechos digitales, la tecnología estará soportada

por las compañías de software y los fabricantes de chips antes de que

los dispositivos sean capaces de reproducir las canciones protegidas con

la nueva tecnología. Por lo tanto, ambas compañías están manteniendo

conversaciones con fabricantes de chips y servicios de distribución de

música.

Según un portavoz de Thomson, las compañías esperan

que los dispositivos y servicios de soporten el formato MP3 protegido

lleguen a finales de 2004.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor