El Mundial de Brasil, próximo objetivo de Anonymous

EmpresasRegulación

Anonymous amenaza con ataques a los patrocinadores, como Adidas, Emirates y Coca-Cola, en protesta por la corrupción y el despilfarro derivados del Mundial.

El próximo jueves arranca del Mundial de fútbol en Brasil. Más allá de las apuestas sobre los principales favoritos, la Copa del Mundo ha llamado la atención por las protestas de los brasileños acerca del despilfarro y la corrupción que han rodeado su organización. Unas protestas que han despertado la solidaridad de Anonymous, que ha amenazado con convertir a los patrocinadores del Mundial en su próximo objetivo.

El hacker Che Commodore avisó: “Ya hemos realizado pruebas nocturnas para ver cuáles de los sitios son más vulnerables. Tenemos un plan de ataque”. “Esta vez se dirigirán a los patrocinadores de la Copa del Mundo“, agregó en una conversación desde un lugar no revelado en Brasil con la agencia de noticias Reuters.

El hacker nombró como objetivos potenciales a Adidas, la aerolínea Emirates, Coca-Cola y Budweiser. Che Commodore, que se identificó como miembro de Anonymous Brasil, remitió a un vídeo colgado por Anonymous bajo el hashtag #OpHackingCup, informa The Register.

La amenaza no es baldía. El Mundial de Brasil aúna máxima cobertura y cuestionables infraestructuras de comunicaciones, lo que hace más vulnerables a “las empresas, los consumidores y los organismos de radiodifusión”, que estarán “todos sometidos a amenazas a la seguridad de un tipo u otro”, explica Jason Hart, vicepresidente de soluciones en la nube de SafeNet.

“Este Mundial será el más conectado, y por lo tanto, también será objeto de más hacks, amenazas de seguridad y violaciones de datos que cualquier evento deportivo desde Londres 2012″, comenta Hart. “La capacidad de Brasil para ser sede de un evento deportivo ha sido cuestionada y la disposición de su infraestructura física, de TI y de redes también se pondrá a prueba en grado extremo”.

Para Ashish Patel, director regional de seguridad de McAfee, los activistas de Anonymous podrían llevar semanas usando técnicas de ocultación para poner a prueba la resistencia de los sistemas de los patrocinadores del mundial, además de colocar en su interior un malware que activarían en el momento oportuno. “La amenaza de Anonymous es grave y las empresas deberían tomársela en serio”, advierte Patel.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor