Munich y Linux, un matrimonio feliz

Empresas

En el ya lejano año 2003 la ciudad de Múnich aprobó un proyecto por el que se decidía migrar todas sus estaciones de trabajo basadas en Windows a una distribución específica de Linux especialmente diseñada a tal efecto: LiMux.

Ese proceso se inició tres años después, en 2006 y parece que a día de hoy se está finalizando, por fin, todo el proceso. Yo cambiaría los ordenadores a estas alturas, aunque haya que volver a instalar el sistema.

A día de hoy son más de 9000 máquinas las que ya han logrado abandonar el sistema de Microsoft y para finales de año se espera que sean otras 3000 más las que se pasen al lado oscuro.

El tiempo transcurrido desde la aprobación del proyecto hasta su finalización no es totalmente atribuible a los técnicos encargados del proyecto si no a sus responsables que subestimaron la magnitud del cambio. No sé por qué esto me suena familiar. [FayerMayer]

Autor: Yealfa
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor