Need for Speed Pro Street

Workspace

Una de las sagas más esperadas llega una vez más y cada vez con mayores opciones de personalización. Disftruta del tunning.

Electronic Arts exprime el género de conducción con esta nueva entrega que se pone a la par del grandioso Forza Motorsport. Como en cada nuevo lanzamiento las mejoras en los gráficos son palpables; junto a ello, mejoras en la jugabilidad que hacen de Need for Speed Pro Street una opción garantizada en el terreno de los juegos de carreras, y ello sin olvidarnos de que será la primera vez que los seguidores de la saga disfruten de un motor de daños.

En la piel del conductor Ryan Cooper podremos optar por tres modos de competición. El modo carrera tendremos que empezar de cero para convertirnos en el mejor. Pero dentro de este modo también hay opciones, pues existen varias modalidades. En Grip competirás con otros ocho vehículos por llegar el primero; la modalidad Drift puntuará los derrapes que consigas en las curvas del recorrido; Drag pondrá a prueba tu control con la palanca de cambios mientras que la modalidad Speed te obligará a alcanzar diversos puntos de control a lo largo de un recorrido. En otras intentaremos conseguir que nuestro vehículo ruede el máximo tiempo a dos ruedas.

Todas estas modalidades son perfectas para entrenarte en cada uno de los aspectos de la conducción. Además conforme vayas superando puntuaciones y pruebas se irán desbloqueando las competiciones, lo que a su vez ampliará el catálogo de coches disponibles en el concesionario.

Otro de los modos de competición es el Día de Carrera. Es el que te ofrece un mayor grado de personalización porque podrás seleccionar las pruebas de carrera que desees y optar por un evento individual, multijugador o pantalla dividida. Existe también un modo online, algo casi evidente y necesario en la actualidad.

Junto con ello destacar el amplio catálogo de vehículos de marcas como Audi, Ford, Honda o Porsche. En definitiva Need for Speed Pro Street te ofrece la oportunidad de crear una máquina ganadora, ponerla a prueba en diferentes eventos y demostrar tus habilidades al volante de uno de los mejores simuladores del mercado. Insistimos en lo de “crear una máquina” porque EA, un año más, se aleja del original y, de seguir así, acabará ofreciendo un juego de tuning más que de carreras.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor