Netgear elimina las zonas muertas de las comunicaciones inalámbricas

Movilidad

Netgear lanza el nuevo Router inalámbrico WPN824, desarrollado con su nueva tecnología RangeMax.

La tecnología RangeMax de Netgear está especialmente diseñada para eliminar las barreras físicas y las interferencias que impiden el buen funcionamiento de las redes inalámbricas, suprimiendo las áreas muertas y mejorando hasta un 1.000 por ciento la cobertura y velocidad de la red, con respecto al estándar 802.11g.

Una red inalámbrica permite acceder a Internet o a otros dispositivos informáticos instalados en casa o en la oficina de forma sencilla, rápida y cómoda. Pero a veces, otros dispositivos inalámbricos, los muebles e incluso las paredes nos impiden disfrutar de las enormes ventajas de esta tecnología. Para solventar este problema, Netgear ha creado un nuevo Router con tecnología inalámbrica RangeMax, que elimina las zonas muertas.

Este nuevo dispositivo no cuenta con una única antena, sino que incorpora siete antenas inteligentes, con tecnología RangeMax, que rastrean constantemente el entorno en busca de barreras físicas e interferencias y ofrecer la conexión más rápida y nítida.

Con la nueva tecnología RangeMax se obtiene una cobertura igual a la extensión de siete campos de fútbol, multiplicando por diez la cobertura y la velocidad que se obtiene con el estándar 802.11g. Aunque el Router inalámbrico RangeMax está optimizado para su uso con el resto de los dispositivos de la gama RangeMax, es 100 por ciento compatible con los dispositivos que funcionan con los estándares 802.11b, 802.11 g y Super G.

El nuevo Router inalámbrico WPN824 tiene un precio de 183 euros; la tarjeta inalámbrica para PC RangeMax (WPN511) tiene un precio de 99 euros, el adaptador PCI inalámbrico RangeMax (WPN311) tiene un precio de 99 euros, y el adaptador USB 2.0 inalámbrico RangeMax (WPN111) tiene un precio de 99 euros (todos los precios con IVA incluido).

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor