Netropolitan propone una red social “de marca”

CloudEmpresasMarketingRedes Sociales
Netropolitan

¿Locura o genialidad? Netropolitan plantea un modelo de red social semejante al de un club social elitista, en el que una cuota anual de 3.000 dólares será suficiente para ser alguien.

En el mundo existen multitud de formas de sentirse “diferente y exclusivo” a golpe de talonario. La búsqueda de dar sentido a la vida a base de frivolidad y ostentación no es nada nuevo y de hecho la crisis nos ha demostrado que al contrario de lo que sería normal, la diferencia entre clases basada en el poder económico es cada vez mayor.

Entre las muchas formas de pertenecer a la “élite” están por supuesto los clubes sociales, caracterizados en muchas ocasiones por basar sus requisitos únicamente en que los miembros sean capaces de pagar sus elevadas cuotas de ingreso y de pertenencia.

Siguiendo estos principios surge ahora Netropolitan, una red social fundada por el compositor James Touchi-Peters y cuya creación se debe al no encontrar éste en otras redes sociales un “entorno” en el que poder conversar sobre las “cosas buenas de la vida” sin recibir antipatía por el resto. De ahí que el eslogan de Netropolitan sea “el club de campo online para la gente con más dinero que tiempo”.

Así que para asegurar el “elitismo” de los usuarios, mejor que comprobar méritos, estudios, creaciones u otras inquietudes que supuestamente llevarían las personas “elevadas”, ha decidido que la mejor forma sea imponiendo una cuota de entrada de 9.000 dólares y otra anual de 3.000.

Por este precio no sólo tendremos acceso a una red social de la que no se puede saber cuanta gente hay ni quien está, sino que además podremos disfrutar de las bondades de una página que ni siquiera está creada desde cero para ofrecer una experiencia única, sino que está basada en WordPress. Eso sí, tendremos un botón de soporte técnico las 24 horas y no habrá publicidad.

No es la primera ni la última red social exclusiva que ha aparecido online, pero al contrario que otras, Netropolitan tiene el “gusto” de mezclar el uso irresponsable del dinero con una virtud que ensalza a las personas. Dado el nivel de tontería y falta de escrúpulos al que hemos llegado, lo más inquietante es que Netropolitan podría ser un éxito.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor