Ni Apple ni Facebook, la empresa que preocupa a Google es… ¡Amazon!

Empresas

El duelo Apple/Google parece que sería la mayor preocupación para los de Mountain View habida cuenta de los encarnizados enfrentamientos entre partidarios de los dispositivos relacionados con ambas marcas y sus respectivos sistemas operativos… pero no. Tampoco es Facebook y su omnipresente red social la mayor preocupación de un emporio de herramientas interrelacionadas en un entorno que ha construido su propio universo frente a “simplemente” una red social. Tampoco es eso lo que le quita el sueño a los chicos de Google. En su lugar es una de las primeras grandes empresas en servirse de Internet como elemento catalizador para su triunfo, Amazon, la que da dolores de cabeza. ¿Por qué? Por una razón bien sencilla. Google es el mayor buscador del mundo y el más utilizado, pero aquellos que buscan algo en Amazon lo compran. Y eso marca la diferencia.

Las búsquedas en las que la finalidad es comercial y el internauta termina comprando algo suponen para Google el 20% del total de todas las búsquedas que cada segundo millones de personas realizan. Son las búsquedas en las que hay anuncios que producen ingresos.

Y lo que en los últimos tiempos está preocupando seriamente a Google es que cuando un navegante no está buscando algo sino que quiere comprar algo lo que hace no es acceder a Google y buscarlo ahí sino entrar en el lugar donde intuye que podrá adquirirlo y buscarlo directamente ahí. Y la web que se erige como destino prioritario es Amazon. Además de la propia web ya existe la aplicación propia, que a decir de muchos usuarios es incluso mejor, más eficiente y cómoda que la propia página web, por lo que se simplifica el mecanismo para que quien desea gastar su dinero lo haga… y este vaya a engrosar las arcas de Jeff Bezos sin pasar por la casilla de Google.

De hecho la empresa analizadora de tráfico y tendencias en Internet ComsCore ha cifrado en un 73% el aumento de las búsquedas de este tipo en Amazon durante el pasado año.

La simplificación es máxima. Puedes evitarte acceder a Google, escribir en el cajetín de búsqueda aquello que deseas encontrar, obtener resultados, revisar algunos de los obtenidos hasta encontrar el adecuado, seleccionar el producto que deseas, introducir en el formulario tus datos personales y los de tu tarjeta de crédito (mientras rezas porque la página sea segura)… en lugar de acceder a Amazon.com o a la app desde tu dispositivo móvil, buscar el producto y una vez localizado apretar el botón de “comprar”. Y listo.

Si a eso le sumamos la creciente popularidad de los dispositivos de Amazon como Kindle o Kindle Fire, el temor en Google parece comprensible, por no hablar de las posibilidad de que se haga realidad el rumor de un Kindle-phone. Todo esto también explica porque en Amazon se empeñan en prácticamente regalar sus dispositivos con tal de ampliar la base de sus usuarios/clientes. Pues sí, para echarse a temblar. ─[Business Insider]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor