Nike deja de lado la fabricación de wearables

Empresas

Nike ha decidido abandonar la producción de su FuelBand y ha despedido a la mayoría de la plantilla que trabajaba en la división de la pulsera inteligente.

La wearable technology quizás no se lleve tanto como nos han querido hacer pensar. Una de las compañías pioneras en el lanzamiento de este tipo de productos, Nike, se acaba de bajar del carro. La empresa americana habría abandonado la fabricación de este tipo de hardware para centrarse exclusivamente en la creación de software.

Una persona familiarizada con la situación le ha confesado a Cnet que la firma de ropa deportiva no fabricará más unidades de su pulsera FuelBand. Eso afecta también a una versión más ligera del gadget que Nike tenía previsto comenzar a vender durante el próximo otoño y a los futuros smartwatches de la firma.

El confidente también asegura que esta decisión ya se ha traducido en despidos para la división de Digital Sport. De las 200 personas empleadas en la unidad, las 70 que forman el equipo de hardware podrían ver peligrar sus puestos de trabajo. De este grupo, se espera que 55 vayan a la calle.  

Nike ha confirmado los recortes de personal mediante un correo electrónico. “Con ritmo rápido, nos comportamos con una empresa global que continuamente alinea sus recursos con las prioridades de negocio. A medida que nuestras prioridades en Digital Sport evolucionan esperamos realizar cambios dentro del equipo y habrá un pequeño número de despidos. No hacemos comentarios sobre asuntos individuales”, añade.

La estrategia tiene sentido. La semana pasada Nike anunció el lanzamiento de su Nike + Fuel Lab, un centro en San Francisco de I+D en el que las compañías podrán diseñar productos de hardware basándose en Nike Fuel.

Con este enfoque hacia el software, Nike se retira de la batalla del hardware y le deja paso al posible iWatch de Apple. En este sentido, la empresa de ropa deportiva cuenta con el CEO de Apple, Tim Cook, entre su consejo de administración y ambas compañías podrían firmar un acuerdo o tenerlo ya firmado. Ambas casas trabajan juntas desde 2006 cuando Nike introdujo Nike+ Running.

No obstante, la firma deportiva ha confirmado que por el momento continuará vendiendo la segunda generación de su Nike + FuelBand SE e impulsando y mejorando su aplicación móvil. Para Nike, se trata de “una importante parte de nuestro negocio”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor