Nintendo 3DS XL, un 90% más de 3D

Empresas

El año pasado Nintendo hizo una apuesta por una consola portátil casi tan arriesgada como lo fue en su día la Wii. Se trataba de la 3DS, una consola que siguiendo la estela de DS y su genial pantalla doble táctil, además le añadía una pantalla 3D sin gafas. Ha pasado un año y medio desde entonces y Nintendo ha decidido renovarla con una versión que, siendo sólo un poco más grande, aumenta un 90% sus pantallas para regocijo de tus ojos. Aquí tenéis su análisis.

Mantener la consola fija mientras juegas y miras a la vez la pantalla con tus ojos y la pantalla 3D de la cámara es complicado. Tened en cuenta que estoy grabando en 3D una pantalla en 3D. Aunque veáis alguna vez una imagen doble, os aseguro que usándola es una maravilla y el efecto 3D perfecto. Me he pasado varias horas seguidas jugando sin ninguna molestia y si por alguna razón vuestra visión estereoscópica no es perfecta, podéis regular el efecto e incluso eliminarlo.

[itweb id=129]
Vídeo en 2D


Vídeo en 3D, si quieres cambiar el tipo de formato pulsa el botón 3D.

No es la primera vez que Nintendo se adentra en las 3D con una consola portátil, aunque en su momento la Virtual Boy fue un sonoro fracaso. Esta vez Nintendo ha hecho las cosas muy bien, aunque es necesario aprender como funciona.

La 3DS XL, al igual que la 3DS utiliza una pantalla de barrera de paralaje, que si bien proporciona estereoscopía sin gafas, obliga a sujetar la pantalla a una distancia y posición fijas. Esto puede resultar molesto para algunas personas acostumbradas a moverse mucho o para aquellos que tengan problemas de visión estereoscópica.

Pero Nintendo a mi parecer ha solucionado esta limitación tecnológica de una forma genial con un regulador que permite cambiar el nivel de profundidad o incluso eliminar el efecto 3D. Tengo cámaras y smartphones con sistema 3D sin gafas y la 3DS es el único producto que permite esto. Bien por Nintendo.

La nueva 3DS XL, aunque posee la misma resolución en sus pantallas, 800 x 240 en la superior 3D y 320 x 240 en la inferior táctil, éstas tienen ahora un tamaño de 4,88″ y 4,18″ respectivamente.

Un 90% más que se nota muchísimo. Esto permite aún mayor inmersión 3D y un control táctil tanto con los dedos como con el stylus muchísimo mejor, sin que el aumento de pixelización sea realmente apreciable.

Este aumento de pantalla hace que ahora la consola mida 15,6 x 9,3 x 2,2 cm, un 46% más que la original. Y aunque esto hace que peso aumente también de los 235 g a los 336 g, también permite una batería mayor, que alcanza entre 3 y 6 horas de autonomía, pero que sin el modo 3D, bajando el brillo y quitando la conexión Wi-Fi puede llegar perfectamente a las 9 horas.

La hermana mayor de la 3DS incluye también una tarjeta SD de 4 GB en vez de 2 GB, aunque el que no incluyan un adaptador de corriente y te obliguen a comprarlo aparte, usando además un conector propietario en vez de microUSB, es algo que Nintendo se tendría que replantear.

Se echa en falta el segundo mando analógico derecho, aunque lo cierto es que con el stylus se apunta bastante mejor. También es recomendable que si piensas estar varias horas jugando enviciado, te hagas con una funda ergonómica para sujetarla mejor con las palmas de las manos, sobre todo si las tienes grandes.

Pero además del 3D lo mejor sin dudas es la ambientación tanto de la consola como de los juegos. He jugado con videoconsolas, ordenadores y ahora con smartphones desde hace más de 20 años y la Nintendo 3DS XL ofrece todo tipo de posibilidades para entretenerte estés donde estés.

Tiene juegos de todo tipo, incluyendo educativos, realidad aumentada, minijuegos, reproductor de vídeos y música, cámara 3D y mucho más. Y eso sin duda es lo más importante de una consola, entretener.

Aunque sí que resulta un poco fastidio el que a la hora de pasar datos de una consola a otra, el uso de demos y juegos emulados, o las posibilidades multimedia estén algo limitadas.

En un smartphone está todo mucho más abierto y Nintendo debería aceptar el cambio que se está produciendo para que sus consolas portátiles no pierdan mercado, haciendo que productos y juegos geniales lo sean aún más haciéndolos más abiertos, compatibles y universales. Aunque hay que reconocer que la Nintendo eShop y las actualizaciones están mejorando esto.

Es importante destacar la importancia que le ha dado Nintendo a opciones para que los padres estén tranquilos y sea más segura para los niños, con control parental que controla no sólo el contenido, sino también su uso y las posibilidades 3D para que no se abuse de la misma. Esto junto con varios de los juegos y aplicaciones educativas con las que cuenta la hacen genial para niños.

Teniendo en cuenta todo esto, lo mejor es su precio, que es de 200 euros frente a los 170 de la 3DS original. Siendo la única razón para decidirte por la original, en vez de la XL, el que quieras una consola lo más compacta posible.

Lo bueno

  • Pantallas enormes con respecto a la original (90% más) sin aumentar mucho el tamaño de la consola (46% más).
  • Posibilidad de elegir el nivel de estereoscopía e incluso desactivarla.
  • Cámara 3D y aplicaciones de realidad aumentada.
  • La inclusión de una pantalla táctil la convierte en algo más que una consola.

Lo malo

  • La falta del segundo mando analógico directamente en la consola.
  • Limitaciones y dificultades en las descargas y traspaso de información.
  • Mucho más robusta que la original pero quizás menos bonita.

Veredicto

La Nintendo 3DS es, gracias a su control parental, su ambientación y temáticas, sus excelentes juegos, su carácter de integración social y sus enormes posibilidades, sin duda la mejor consola portátil para niños. Aunque los adultos también tienen su espacio y ahora además con la XL pueden disfrutarla mejor con una pantalla y controles más grandes.

La pantalla 3D permite además adentrarse en el mundo de la estereocopía de forma cómoda, e incluso crear contenido con su cámara externa dual. Además la pantalla dual táctil, como ya pasaba con la DS y 3DS, la hace increíblemente versátil.

Está claro, si buscas una consola que te ofrezca algo más que jugar, la 3DS XL es sin duda tu mejor opción y la diferencia de 30 euros con respecto a su hermana pequeña merecen bien la pena.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor