Nintendo reduce sus pronósticos ante peores ventas de su 3DS y cambios de divisas

EmpresasMercados financieros

La situación de Nintendo parece que no mejora, de nuevo la compañía ha reducido sus pronósticos para el año fiscal, quedándose en 33.000 millones de yenes.

A pesar de sus planes de futuro, con una nueva estrategia móvil, nueva consola y en general un replanteamiento de sus operaciones tras el fiasco de Wii U, Nintendo está viendo como sus retrasos para llevar a cabo estos cambios le están pasando factura.

Dando como excusas que el yen está más fuerte de lo esperado y que sus ventas de consolas portátiles Nintendo 3DS no están yendo tan bien como creían, la conocida compañía de videojuegos ha decidido anunciar una importante reducción de sus pronósticos de resultados para el año fiscal entre abril de 2015 y marzo de 2016.

Nintendo esperaba vender 7,6 millones de consolas 3DS, pero finalmente se ha quedado en 6,6 millones, además sus ventas de juegos también se han visto reducidas. Por otro lado las ventas de consolas Wii U y sus juegos se han mantenido más o menos con lo que esperaban conseguir.

Los pronósticos se sitúan finalmente en unos beneficios netos de 17.000 millones de yenes, muy por debajo de los 35.000 millones que esperaban inicialmente. De hecho, éste el cuarto año consecutivo que Nintendo reduce sus pronósticos de resultados, por lo que no se trata de algo que coja al sector por sorpresa.

Está claro que si Nintendo quiere recuperar su posición en el sector de los videojuegos y no dejar que su crisis la termine llevando por el mismo camino que Sega, es muy importante que su nueva estrategia se lleve a cabo cuanto antes para que los desarrolladores y usuarios recuperen la confianza en ella.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor