No habrá chips para televisores de Intel

Workspace

A principios de año Intel retrasó sus chips para televisores. Ahora la compañía los está suprimiendo.

Intel ha detenido los trabajos de sus semiconductores de silicio para cristal líquido, afirmando que los costes de investigación y desarrollo necesarios para crear el producto no compensará los potenciales ingresos.

“Es un tema relacionado con los retornos de la inversión”, comentaba Shannon Love, portavoz de la compañía en Estados Unidos.

El chip, involucrado en el procesado de proyectar vídeos e imágenes en grandes pantallas, fue anunciado en el Consumer Electronic Show el pasado mes de enero.

Este no parece haber sido un buen año para la compañía, que ha tenido que retrasar o cancelar el lanzamiento de varios productos. La última vez que Intel tuvo una experiencia similar fue en el año 2000.

No hay duda de que el final del proyecto de cristal líquido sobre silicio, o LCOs, beneficiará a rivales como Texas Instruments, que fabrica un chip, denominado Digital Light Processor, que rivalizaba con el planeado por Intel para compañías como Samsung. Tanto algunos analistas como algunos ejecutivos de Samsung expresaron sus dudas sobre los planes de Intel desde sus comienzos.

Lo cierto es que la tecnología LCOS es un poco complicada. Intel anunció en agosto que tenía que retrasar su primer chip. Un pequeño competidor, la compañía Brilliant Technologies, también tuvo que retrasar sus primeros televisores LCOS y otras compañías han fracasado en el pasado.

Los televisores tienden a sufrir un problema de tamaño. Los de proyección tienden a ser más largos y grandes que los hechos de plasma o de pantallas de cristal líquido (LCD). De hecho, algunos fabricantes no se han tomado la molestia de venderlos en Europa o Asia, donde las casas y apartamentos son más pequeños.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor