No te va a gustar mucho lo que Facebook quiere poner en marcha la semana que viene

Empresas


Cada vez le facilitamos más las cosas a Facebook porque somos nosotros mismos los que añadimos nuestra información y luego todo eso supone facilitar las cosas a los anunciantes que mediante los datos extraídos de nuestros hábitos de búsquedas, visitas o comentarios facilitamos un perfil de consumidor muy suculento para las marcas, interesadas en vendernos mucho, pero esencialmente venderle a quien desea comprar sus productos y servicios. En la red social de Zuckerberg los anunciantes disponen de una informacion cada vez más completa y ahora Facebook quiere dar un paso más allá que podría llegar la próxima semana, consistente en, preservando cierta informacion, permitir a los anunciantes asociados mediante cuentas premium poder comprobar si los datos con los que cuentan sobre sus clientes coinciden con los usuarios de la red. Tal y como lo cuentan Facebook no supone facilitar datos a las empresas sino confirmarles si los datos que ya obran en su poder corresponden con el usuario de la red social cuya identidad aparentemente coincida.

Como en muchas ocasiones, podemos estar hablando de algo bueno o malo en función de cómo se use. Un cuchillo puede cortar pan, abrir una traqueotomía de urgencia o clavarse en el pecho de alguien.

Facebook va a comenzar la semana que viene a ofrecer a sus clientes premium de anuncios la posibilidad de contrastar si los datos que obran en su poder sobre sus cliente se corresponden con determinados usuarios de la red social a fin de que sus campañas publicitarias se dirijan a los individuos adecuados. Esto puede ser una gran idea si ya costas como usuario de un producto o servicio que te mantendría informado o te ofrecería publicidad contextua de algo de lo que ya existe constancia que te interesa pero al mismo tiempo habrá quien lo valore negativamente contemplándolo como una incursión no del todo apropiada en su intimidad.

Aquí llegaría la eterna discusión sobre dónde están los límites a una intimidad que tú mismo te encargas de desvelar a través de los datos, información y contenidos que proporcionas tanto a las redes sociales como a las marcas de las que eres cliente.

Por si te/nos sirve de consuelo, Facebook garantiza el anonimato de sus usuarios en este programa afirmando que no facilita la identidad de los mismos a los anunciantes sino que simplemente confirma a los anunciantes el número de clientes “marcados” a los que llega pero sin desvelarse mutuamente información, por lo que las bases de datos de ambos no se cruzan ni se suman sus contenidos.

Para ello se valdrían de los datos referentes al email y numero de telefono proporcionados por los propios usuarios/clientes a fin de que las empresas puedan segmentar los anuncios y dirigirlos a sus clientes que no pertenecen a Facebook o no son fans de sus perfiles sociales para animarles respectivamente a inscribirse o sumarse, así como realizar las habituales segmentaciones por edad, sexo, localización geográfica… con mayor precisión. -[Facebook Insider]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor